Rusia y una goleada que engaña

DEPORTES Por
El local arrancó con un optimismo que puede ser exagerado. Deberá dar más para pasar de primera ronda
BkBJZQe-X_930x525__1

Puede sonar extraño después de un 5-0, pero más allá de la goleada en el estreno, no parece que el equipo local se enfrente a un Mundial fácil. Beneficiado por un sorteo que le permitirá ir de lo más sencillo a lo más complicado arrancó con una sonrisa y un optimismo que pueden ser exagerados.

El partido inaugural tuvo una particularidad que casi lo califica: se enfrentaron los dos equipos con peor ranking FIFA de los 32 que compiten. Arabia Saudita está 67, Rusia 70.


Y mucho de esas limitaciones se vieron en el campo, más del lado del conjunto árabe que dirige Juan Antonio Pizzi, obviamente. El técnico argentino parece destinado a sufrir en esta Copa del Mundo. Goles, sobre todo, con una defensa ingenua y un equipo sin virtudes visibles.

El local, en cambio, aspira a pasar de ronda. Casi una obligación para no repetir la experiencia de Sudáfrica en 2010, el único anfitrión que se quedó en la primera fase.


La tarea, que debería asomar como natural para un organizador, no será tan sencilla. En su últimas tres participaciones mundialistas Rusia no lo logró y en la edición más reciente (2014) terminó en el puesto 24°.

Lejos está de aquella Unión Soviética que imponía respeto desde lo físico y también desde lo técnico. Para encontrar una victoria anterior de Rusia en un Mundial hay que viajar al 2002, cuando venció 2-0 a Túnez.


Y esta versión 2018 que peleará el Grupo A con Uruguay y Egipto mostró más contundencia que juego. Se puso 1-0 muy rápido, a los 11 minutos, con un gol de cabeza de Iury Gazinsky, y 2-0 a los 23, gracias al zurdo Denis Cheryshev que juega en el Villarreal y que también convirtió el quinto en tiempo de descuento.

A partir de allí mostró su escaso interés por desnudar los desajustes defensivos de Arabia Saudita. El equipo local parece sentirse más cómodo esperando y presionando en mitad de cancha para salir de contragolpe que atacando.


Mal no le fue, claro, abriendo los regalos del equipo árabe. Artem Dzyuba metió el tercero de cabeza y pasados los 90 minutos selló la goleada con el segundo de Cherysov y de Aleksandr Golovin, de tiro libre.


Tal vez eso, esperar y contragolpear, intente imponer en su próximo partido, clave, el martes 19 ante Egipto en San Petesburgo. Luego, el lunes 25 enfrentará a Uruguay, el favorito del grupo.


Pasar de ronda es su lógico objetivo de mínima y con el 5-0 dio un paso en cuanto a resultado. Sobre el juego habrá que esperar cuando se enfrente a alguna selección seria.



Fuente: Clarín

Te puede interesar