AXEL KICILLOF REVIVE LA POLÍTICA

EDITORIAL Por
En San Francisco. Una visita que dejó muchas enseñanzas. Por lo que dijo y por lo que se vio y se sintió
kicillof

Isaias Abrutzky Isaías ABRUTZKY / Especial para R24N

[email protected]

“Endeudaron el país por 100 mil millones de dólares; Nosotros lo entregamos con 25 mil millones de reservas. Ahora en el Banco Central hay 50 mil millones. Me faltan 75 mil millones”

Lo dijo el ex ministro de economía de Cristina, Axel Kicillof. El actual diputado nacional recorrió la provincia Córdoba, donde visitó pymes y tambos. La gira -que realizó acompañado por la legisladora Gabriela Estévez y el diputado Martín Fresneda- incluyó a San Francisco, una ciudad en la que el kirchnerismo tiene muy poca adhesión, tal vez una de las más bajas de todo el país.

Sin embargo su presencia concitó gran atención, no solamente entre los simpatizantes de su espacio sino entre el público en general. Allí, con la conducción del Profesor Andrés Romero, referente de Unidad Ciudadana en San Francisco, y la presencia de Ricardo Sapei, del Partido Solidario (PSOL), tuvo lugar un acto que desbordó el salón dispuesto para tal fin. Pudieron ingresar unas cuatrocientas personas, en tanto que muchas otras quedaron sin asistir, dado que las reservas para este evento -que se realizaban a través de una página web- se agotaron a minutos de su habilitación.

Kicillof ofreció primero una conferencia de prensa, en la que respondió a preguntas sobre la situación de la economía nacional, y el entendimiento con el FMI. No hubo sorpresas allí: es bien conocida la posición del kirchnerismo respecto de estos temas, la que expuso con sus modales suaves y un lenguaje llano pero con absoluto rigor técnico.

Luego, en la charla abierta que siguio a la sesión periodística, se mostró en su otra faz, que evidencia un importante impulso en los últimos tiempos: la de un político que defiende enérgicamente sus principios nacionales y populares.

En esa parte, Kicillof abordó -entre otros- dos temas principales: la ingeniería social que llevó a Macri al poder y la actitud que estima como la más provechosa por parte de quienes militan en el espacio kirchnerista para consolidar el partido en vistas a las elecciones generales del año próximo

Con respecto a lo primero, el dirigente detalló las características del esquema neoliberal que procura conquistar la voluntad de los ciudadanos, para inducirlos a actuar en contra de sus propios intereses.

Para el diputado, es imprescindible que en este momento se deje de lado todo lo que se refiere a candidaturas, porque es allí donde el gobierno gana con la división que necesariamente se produce en el campo popular y que conviene a la estrategia del PRO, que necesita una oposición tan dividida como sea posible.

Kicillof insta a la militancia evitar el enfrentamiento con quienes aún confían que Cambiemos llegue a resolver los problemas de la economía nacional, a pesar del desencanto que a ellos les producen los resultados obtenidos hasta ahora. Se trata de hacerles ver, mediante el diálogo respetuoso, que han sido estafados con promesas que no fueron cumplidas sino que constituyeron mentiras deliberadas, enunciadas solamente con fines electoralistas.

Más allá de todo esto, se sabe que recorrer el territorio nacional y tomar contacto con las realidades de cada lugar es condición necesaria, si bien no suficiente, para intentar representar a la comunidad. Y es muy probable que las instancias que el economista vive en su recorrido afiancen las intenciones -si es que las tiene- de participar en la definición de las máximas candidaturas.

Lejos quedaron los tiempos en que Kicillof fuera escrachado públicamente, en reacciones seguramente nada espontáneas, sino en operaciones de inteligencia armadas para desprestigiarlo.

Hoy, la bronca popular -revertida- impide prácticamente a Macri y sus funcionarios exhibirse libremente como cualquier ciudadano. Por el contrario, y a estar por lo experimentado en esta gira, Kicillof recibe atención, respeto y afecto.

Los actos desarrollados en San Francisco, brindaron un impulso enorme a la dirigencia kirchnerista local, que se afirma como la fuerza de oposición más significativa. Pero la militancia va mucho más allá de actos partidarios. Se destaca La Cámpora por una intensa labor social, que va desde el apoyo a comedores populares, la distribución de garrafas a precios inferiores a los del comercio, el consultorio legal y muchas otras acciones en beneficio de la comunidad.

Te puede interesar

Te puede interesar

Booking.com