Por qué un partido de Argentina puede llevarte a la guardia y cómo evitarlo

El estrés emocional que provocan eleva el riesgo de sufrir eventos cardiovasculares, sobre todo en personas con antecedentes.
BJWwQKalQ_720x0__1

Es sólo un partido de fútbol.

Yo no me juego nada. Mi vida va a seguir igual ganen o pierdan.

Dejo de mirarlo, así no me hago malasangre.

El Mundial de Fútbol tiene un magnetismo capaz de captar la atención de quienes viven ese deporte los 365 del año y la de aquellos que renuevan una fugaz pasión cada cuatro años. Cada encuentro que disputa Argentina se disfruta, pero también se sufre. Y el exceso de estrés que dispara el partido pueden llevar al espectador a la guardia, sobre todo si tiene antecedentes cardiovasculares.

En 2006, durante la Copa del Mundo de Alemania, se triplicaron las consultas médicas de los hombres y se duplicaron las de las mujeres ante cada partido disputado por su selección, de acuerdo a una investigación publicada en la revista The New England Journal of Medicine.

El día con mayor cantidad de ingreso a las guardias de los hospitales se dio cuando Alemania eliminó a Argentina por penales. Además, estudios científicos realizados durante el Mundial de Francia de 1998 demostraron que las internaciones por motivos cardíacos aumentaron un 25 por ciento en Inglaterra luego de que Argentina derrotara a su selección por penales.

"Ver un partido de fútbol estresante más que duplica el riesgo de un evento cardiovascular agudo. En vista de este exceso de riesgo, particularmente los hombres con diagnóstico de enfermedad coronaria necesitan con urgencia medidas preventivas", afirman los autores del trabajo.

Los investigadores hallaron que mirar un partido de fútbol importante, que se asocia a un intenso estrés emocional, puede desencadenar síndrome coronario agudo y arritmia cardíaca sintomática.

"Esto es así porque existe una relación muy estrecha entre el estrés y las arritmias", explica Sergio Dubner, electrofisiólogo de la Clínica y Maternidad Suizo Argentina. "La mayoría de las consultas que se hicieron durante el mundial de 2006 fueron porpalpitaciones (el síntoma más común de las arritmias cardíacas) que pueden presentar mayor o menor gravedad y requerir un tratamiento inmediato por lo que es importante prestarle atención a sus signos de alarma: dolor en el pecho, dificultad para respirar o sensación de ahogo".

Dubner precisa que las arritmias pueden ser ventriculares (aquellas que se originan en los ventrículos), que requieren un rápido diagnóstico debido a su alto riesgo; o supraventriculares como la fibrilación auricular, probablemente la arritmia más frecuente (que suele presentarse en el momento, o incrementar la frecuencia cardíaca en las ya existentes). En ambos casos se debe consultar al médico, que indicará el tratamiento a seguir.

Además, el aumento de la presión arterial eleva el riesgo de sufrir infartos y accidentes cerebrovasculares. El especialista destaca que esos eventos no están relacionados con el resultado final del partido, sino con las emociones que se experimentan durante los minutos de juego.

Para evitar riesgos cardiovasculares generados por el estrés emocional que provocan los partidos de la Selección, los especialistas aconsejan:

✔Tomarse un descanso lejos del televisor. Durante el entretiempo se puede caminar unos minutos para distraerse.

✔Evitar la clásica picada (snacks, fiambres) con elevados niveles de sales y minerales ya que puede elevar la presión arterial. Optar por picadas más saludables e incluir frutas y verduras.

✔Evitar las bebidas azucaradas y alcohólicas en abundancia debido a que pueden aumentar la presión arterial.

✔No mirar el partido solo, hacerlo acompañado de amigos y familia para estar en un ambiente más relajado.

✔Recordar tomar la medicación correspondiente, en caso de que haya sido recetado por el médico.

La ilusión, a la cabeza
El fútbol es, en la práctica, el deporte nacional por excelencia. La expectativa que engrendra el Mundial así lo indica. De acuerdo a una encuesta realizada por la consultora de investigación de mercado TrialPanel entre 550 hombres y mujeres de 18 años, un 43% dijo que le genera ilusiones, un 35% alegría y a un 25% le despierta ansiedad. Sobre el grado de interés: a casi 7 de cada 10 les importa entre bastante y mucho (42% y 25%, respectivamente), mientras que un cuarto de los encuestados dijo darle poca importancia y sólo un 6% admitió que no le interesa.

Al consultar por lo que genera la Selección Argentina, el 20% aseguró tener expectativas, el 14% ilusión, el 13% preocupación, el 12% intriga y un 11% esperanza. Por otro parte, el 45% cree que el equipo elegido llega muy bien a la competencia, un 27% dice muy mal, y un 28% no lo sabe. Seis de cada 10 encuestados verán los partidos en familia, otros se reúnen con amigos y compañeros de trabajo, y un 15% aún no sabe con quién estará.

El top tres de los jugadores de la Selección favoritos lo encabeza Lionel Messi (64%) y lo siguen, de lejos, Javier Mascherano (30%) y Franco Armani (25%).

Para los encuestados, los argentinos como hinchas somos alentadores (según el 27%), gritones y enojones (26%), silenciosos y sufridores (26%), eufóricos y apasionados (15%).

Fuente: Clarín

Ana Cohen

Redacción

Te puede interesar