"El gran simulador", le votó a Cristina el pacto con Irán, ahora dice: "hay que construir algo nuevo" al kirchnerismo

POLÍTICA Por
Estuvo con todos, pero no le tembló el brazo y le votó a Cristina el memorándum con Irán, punto máximo de su alianza con el Kirchnerismo, sin dudas es "el gran simulador"
hoy.png
La bombilla del mate, un misterio a develar

Omar Perotti, contador, ex intendente de Rafaela con 31 años, ex ministro de Agricultura provincial y ex consultor del BID, está decidido a cumplir los 60 como gobernador de Santa Fe. El actual senador nacional por el PJ, habla con Clarín con el traje de candidato a la gobernación de un peronismo que aspira a recuperar Santa Fe, en manos de los socialistas desde 2007.

A la administración Socialista de Miguel Lifschitz la acusa de "falta de conducción" de las fuerzas de seguridad que se refleja en la inseguridad que vive la provincia de Santa Fe; sobre el Gobierno de Mauricio Macri y la economía, manifiesta "preocupación" y el deseo que "corrija rumbos"; y respecto del Peronismo, considera que "hay que construir algo nuevo" al kirchnerismo.

- ¿Ya es candidato a gobernador?

- Uno a los santafesinos le habla con total franqueza y como senador he recorrido la provincia, pero hay que ser directo y franco: lo hago con toda la intención de gobernar la provincia de Santa Fe. Por eso pusimos en marcha el Proyecto Santa Fe. Estamos convencidos que podemos crecer y mucho, más sobre las buenas elecciones pasadas a gobernador.

- ¿Qué cosas hizo mal el Socialismo para que exista la posibilidad de que pierda la provincia después de 12 años?

- Los santafesinos no se equivocaron cuando votaron al socialismo en su momento. Se equivoca el socialismo al no darle las respuestas a los santafesinos.

- ¿Qué respuesta no ha dado el Gobierno socialista a la gente?

- No hay lugar donde uno vaya donde las conversaciones no empiecen por la falta de seguridad. Dejó de ser una preocupación de las dos grandes ciudades -Rosario y Santa Fe- para extenderse a toda la provincia. Hay claramente un reclamo de recuperar seguridad.

- ¿Qué pasó?

- Desconocimiento, subestimación, falta de lectura adecuada, complicidad. Una o todas juntas. Eso ha pasado en todos estos años del socialismo, una falta de conducción clara sobre al fuerza y creo que se ha anarquizado. Y el gobernador es el responsable de conducir a la fuerza policial. La necesidad de colaboración con las fuerzas nacionales es algo que la población pide. Como una mayor presencia de la justicia federal.

- En el Peronismo de Santa Fe, ¿el kirchnerismo está adentro?

- La decisión del partido en su momento fue generar el escenario para que todos los sectores pudiesen competir internamente. Hay que conducir la diversidad, más allá de las diferencias que uno pueda tener.

- Agustín Rossi será uno de sus rivales para la gobernación?

- Ha planteado que sus aspiraciones son nacionales. Algunos dirigentes de su sector han manifestado su intención de participar.

- Cómo observa la situación económica del país y cuánto afecta a la provincia de Santa Fe?

- Con preocupación y con deseo de que el Gobierno corrija rumbos, acierte en medidas futuras porque la estructura de pequeña y mediana empresa sin duda que está golpeada y desconcertada. Porque lo que se ha pregonado de salir a buscar inversiones, establecer reglas de juego es una parte necesaria pero creo que han cometido un grosero error que es que esa primera convocatoria había que hacerla a los empresarios que ya estaban invirtiendo en la Argentina. El primer freno a la inversión no son las que no han venido al país sino las que ya en el país han decidido parar.

No conocer o darle la espalda a esa realidad es poner en riesgo no solo a sectores importantes de la industria nacional sino a los puestos de trabajo. Estados Unidos ha utilizado algunas figuras que parece que aquí nos asustan, como el anti dumping. Hay un excedente de productos asiáticos que vienen a la Argentina y allí el mecanismo de anti dumping es indispensable.

- ¿Cómo sigue esto después del acuerdo con el FMI?

- Hubiese deseado que en 2016 se hubiese escuchado lo que el bloque planteó en reiteradas oportunidades, en especial su presidente Miguel Pichetto, que era una instancia importante generar acuerdos del bicentenario, donde pudiésemos dejar 5 o 6 temas consolidados en el tiempo. Nunca hubo voluntad del Gobierno, algunos planteando que podía ser un signo de debilidad del gobierno. Yo hubiese preferido algunos de esos acuerdos antes que con el FMI.

- ¿El tema tarifas fue un punto de inflexión en el escenario político en el que resurge el Peronismo no kirchnerista?

- Los desaciertos o malas decisiones en coyuntura de alguien no garantizan que lo otro crezca o que entusiasme. Hay que tener la capacidad de construir una alternativa de poder superadora, que tenga capacidad de autocrítica sobre las cosas que faltaron o no se hicieron, y de no repetir las que se hicieron mal. Nadie entusiasma con una reivindicación del pasado.

- ¿El Justicialismo sigue dependiendo de Cristina para un armado electoral?

- Sin dejar de lado los aportes de nadie, creo que hay que construir algo nuevo. No se puede prescindir de nadie, la gente define quien está y quien no. Pero lo que uno siente es que la gente va hacia adelante, no hacia atrás. La gente definirá quién la interpreta pero esa figura no va a entusiasmar si no se ve solidez atrás, equipos, apoyos sectoriales, territoriales.

Fuente: Clarín 

Te puede interesar