Estados Unidos extradita a Panamá al ex presidente Ricardo Martinelli por espionaje

El ex presidente de Panamá Ricardo Martinelli fue extraditado de Estados Unidos este lunes para que responda en su país a acusaciones de espionaje, luego de haber pasado un año en una prisión federal en Miami.
Sk74Bk2eX_930x525__1

Escoltado por alguaciles federales, Martinelli abandonó Miami en un vuelo de Jet Logistics que partió del aeropuerto ejecutivo de Opa Locka cerca de las 6.20 locales (7.20 en Argentina) y se espera llegue al aeropuerto Panamá Pacífico durante esta mañana de lunes.

Vestido de beige y esposado de manos, Martinelli bajó del vehículo en el que fue trasladado desde la cárcel al aeropuerto y saludó a periodistas en el lugar con el pulgar arriba, diciendo: "¡Estoy listo para ver el mundial!".

Los seguidores de Martinelli se concentrarán frente a la Corte Suprema de Justicia de la capital panameña en apoyo al ex presidente de 66 años.

Una red de espionaje
Martinelli era pedido por Panamá por malversar fondos para crear una red de espionaje que alcanzó a 150 personas durante su mandato (2009-2014), incluyendo periodistas y políticos.

La justicia panameña lo investiga también por una veintena de otros casos de corrupción. Pero bajo el tratado de extradición entre ambos países, que entró en vigor en 1905, el ex presidente solamente puede ser procesado en su país por los delitos por los cuales fue pedido en extradición.

Al anunciar el viernes pasado su decisión de ceder al requerimiento de Panamá, el Departamento de Estado especificó que la extradición se basaba en esta cláusula del tratado, por lo cual sólo podría ser procesado por espionaje.

El ex presidente llega a su país en un año agitado políticamente frente a las elecciones generales de mayo del año próximo.

Su portavoz, Luis Eduardo Camacho, dijo que Martinelli espera presentar su candidatura como alcalde o diputado, ya que no han pasado los diez años requeridos para volver a postular a la presidencia.

Añadió que "tampoco ha descartado correr como vicepresidente" una vez que se defina en las primarias el candidato de su partido, Cambio Democrático (derecha).

Tras trasladarse a Miami en 2015 para eludir los procesos judiciales que sumaba en su país, Martinelli fue detenido el 12 de junio del año pasado y ha estado preso en esta ciudad desde entonces.

El multimillonario de los supermercados
Multimillonario empresario de supermercados, accedió al poder con el 60% de los votos y un discurso contra la corrupción.

Sin embargo, tras su paso por el gobierno, se acumularon las denuncias por escándalos de corrupción, delitos financieros y espionaje a opositores durante su administración.

El ex funcionario afirma que su pedido de extradición es una "vendetta" política de Juan Carlos Varela, su ex vicepresidente y actual mandatario, que supuestamente lo habría traicionado.

Su equipo legal había intentado detener la extradición alertando que el expresidente corría el riesgo de ser torturado si era detenido en su país, pero el Departamento de Estado estadounidense desestimó este argumento.

Los abogados también apoyaron su caso diciendo que Varela había mostrado "falta de compromiso" con los intereses de Estados Unidos, por ejemplo cuando rompió relaciones con Taiwán y las restableció con Venezuela.

Dijeron que en cambio Martinelli sí había hecho "favores" a Estados Unidos, por lo cual esperaban reciprocidad.

"Cuando la CIA me pidió que interceptara un barco norcoreano que estaba dejando Cuba y cruzaba el canal de Panamá, yo no pestañeé", escribió el propio Martinelli en una carta pública.

No obstante, estos argumentos no bastaron.

"Algunos pensaron que por los grandes favores que hizo Martinelli a Estados Unidos, (Washington) tendría que actuar de manera recíproca y ayudarlo", dijo a la AFP Mitchel Doens, ex secretario general del Partido Revolucionario Democrático (centro) y uno de sus querellantes.

"Pero (...) no creíamos que Estados Unidos iba a cargar con un estigma de haber dado protección a un delincuente de la talla de Ricardo (Martinelli)", añadió Doens.

Ana Cohen

Redacción

Te puede interesar