El Gobierno publicó el decreto que facilita una suba de 5% en el sector privado

La administración pública dispuso un procedimiento rápido para homologar nuevos acuerdos en sectores donde ya se firmaron paritarias
Reunion-con-la-CGT

En medio de la tensión entre el Gobierno y la cúpula de la CGT y frente a la posibilidad de que se convoque a un paro general, Mauricio Macri firmó un decreto que avala negociaciones rápidas para readecuar los convenios paritarios que se firmaron en 2018. El texto, que lleva el número 508/2018, se publicó este viernes en el Boletín Oficial con la firma del Presidente; del jefe de Gabinete, Marcos Peña; y del ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

A través de la norma, el Ejecutivo estableció un Régimen Simplificado Voluntario de Adecuación de la Negociación Salarial Año 2018, respecto de las negociaciones colectivas homologadas para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado.

Al régimen podrán acceder "las partes colectivas que hayan celebrado negociaciones salariales durante el transcurso del presente año, o con efecto en el presente año, hasta la entrada en vigencia de esta medida", señala el texto.


Mediante este sistema "se podrán adecuar exclusivamente las cláusulas de aumento salarial dispuestas en las negociaciones mencionadas, hasta alcanzar un incremento total del 5% no acumulativo para el trimestre inmediatamente posterior a su suscripción, pudiendo pactarse hasta en un 2,5% de incremento mensual y en dos cuotas", reza el decreto.

En los considerandos de la medida, el Ejecutivo reflejó que "recientes mediciones efectuadas por el Indec han arrojado una variación coyuntural del índice de inflación de precios".

Por lo tanto, argumentaron, "resulta necesario adoptar las medidas pertinentes para que, con la celeridad del caso, se mantengan los estándares adquisitivos de las remuneraciones que han sido considerados por las partes colectivas al momento de celebrar los citados acuerdos".


En términos prácticos, la administración pública pretende facilitar negociaciones para que los trabajadores dispongan de un aumento adicional de 5 por ciento. Sin embargo, el decreto no reemplaza la voluntad de las partes. Es decir, para que se instrumente la suba salarial se requiere de una decisión de las cámaras de cada sector.

El paro, stand by

El jueves, tras la reunión con representantes del Gobierno, el consejo directivo de la CGT resolvió pasar a un cuarto intermedio hasta el próximo martes, cuando volverá a reunirse con funcionarios del gabinete nacional para negociar los cinco reclamos que formuló la central obrera como condición para frenar la convocatoria a un paro general.

En un comunicado, la CGT informó que entre los temas que pidió que el Ejecutivo trate se encuentran "una norma concreta por parte del Gobierno que evite los despidos y suspensiones en el sector público y privado por los próximos seis meses"; la "reapertura de las paritarias cerradas a la fecha sin ningún tipo de limitación para la discusión"; la "eliminación en la base de cálculo del impuesto a las ganancias" del medio aguinaldo de julio; la "devolución en su totalidad y en forma urgente de los fondos correspondientes a los gastos de salud de las obras sociales sindicales"; y el "compromiso para que no exista modificación alguna sobre la actual ley de Contrato de Trabajo", es decir, que no se trate el proyecto de reforma laboral.

"En razón de estas gestiones, el consejo directivo abrió un compás de espera hasta el próximo martes aguardando una respuesta sobre la agenda planteada, estableciendo un cuarto intermedio de la actual reunión", informó la central en un comunicado tras una reunión de sus integrantes en la sede de Azopardo.

Fuente: Infobae

Redacción

Daniel MAKENA. Jefe de Redacción

Te puede interesar