Hay muchos que "chuparon" de esta bombilla y ahora quieren vomitar

EDITORIAL Por
¿Hay políticos en Rafaela que pueden decir que nunca pasaron por la casa de Remonda?
hoy

Muy pocos políticos se pueden dar ese lujo, prácticamente todos fueron a "chupar la bombilla" con símbolos nazis, con el único objetivo de conseguir algunos pesos para encarar una campaña.

Ahora resulta que todos repudian a Remonda y que nadie es amigo de este confeso Nazi admirador de Hitler y xenófobo profesional.

Quizá quienes pautan en el, venido a menos, Diario Castellanos, tendrían que replantearse si no están convalidando las actitudes de un retrogrado despreciable.

Llegó la hora de pronunciarse y el que calla otorga, desde R24N vamos a pedirle a los políticos que se pronuncien en contra de la discriminación y la xenofobia y que digan si tuvieron relación con Remonda y que tipo de relación.

Nosotros en una nota que despertó la ira de Remonda decíamos

Por su oficina de avenida Mitre pasaron todos, tarde o temprano, un rato o varias horas, saliendo con los bolsillos llenos de dinero, de promesas, de buenos augurios o simplemente habiendo sentido que perdieron el tiempo. Pero Guillermo -o “William Das Conqueror”, como le gusta llamarse a sí mismo en ciertos ámbitos virtuales- tiene un rato para todos. A algunos les ceba un mate con la esvástica nazi grabada en la punta de la bombilla, a otros, un whisky, a otros apenas si les ofrece agua. A William le gusta hablar con todos, porque lo que más le gusta hacer en el mundo es hablar. Hablar de sus amigos en el poder, de sus conquistas en el ámbito político local, nacional o internacional -le encanta presumir sus vínculos con el Papa Francisco que se remontan a su época de estudiante-, la mayoría de ellas mucho más pobres e ingenuas de lo que él mismo parece creer.

Cada político de Rafaela tuvo la oportunidad de sentarse en su oficina para ver si William podía hacer algo por él. Muchos no usaron esa oportunidad, sobre todos los del oficialismo. La gente de Perotti no sólo tiene otras formas de financiarse, sino que sienten que llegar a la oficina de Avenida Mitre es “rebajarse”. Pero los demás sienten que no tienen otra opción. Algunos de esos candidatos no pasaron ni siquiera una interna de sus partidos, pero otros hoy protagonizan la política local. Tal vez el más importante, que pertenecen a Cambiemos, es el más asiduos visitante del despacho de William. Ya fue candidato y tuvo todo su apoyo: no sólo obtuvo dinero, sino también un órgano de prensa inquebrantable que lo respaldó hasta el último día de su campaña.  

Pero, y lo más importante: ¿cuánto cuesta el apoyo de William? Sin dudas, es el apoyo más caro que pueden conseguir. En caso de que cualquiera de estas “apuestas” llegue a la Intendencia, sin duda William se convertirá en un verdadero “Monje negro” de la política rafaelina. Hasta ahora, pedir el apoyo de empresarios con dinero o favores para un político era una práctica común porque la devolución no pasaba de algún favor en cuanto a trámites y permisos, o preparar una licitación a medida de las circunstancias. Pero William tiene una agenda mucho más oscura, de ahí vienen sus tratos con la policía local, o con políticos de prontuario reconocido como el Coty Nosiglia. Sus intereses van mucho más allá de algún favor, y pueden convertirse en la pesadilla de cualquier político con ansias de autonomía. El unico interés de William es el control total y absoluto en los temas que a él le afectan, y el candidato que negocie y acuerde será sin dudas la marioneta de un hombre sin escrúpulos. 

Ahora es el turno de los políticos, de quienes tengan la valentía de decir: " Yo no pasé por la casa de este Nazi", yo no recibí plata sucia, yo puedo mirar a mis hijos a los ojos y decirle "NO SOY NAZI Y DE UN NAZI NO RECIBO FAVORES"

Te puede interesar