José Martín Duarte de 74 años apareció muerto en su casa luego de una orgía sexual

“La vivienda se encontraba cerrada con trabas y llaves, por lo que fue abierta sin violencia”, agregó un vocero policial al comentar que se trataría de un crimen vinculado a una cuestión de pareja.
2874818790-ataque-ambulancia-sies

El hombre de 74 años apareció muerto en su casa de la localidad bonaerense de Bahía Blanca y la principal hipótesis sobre el crimen es que lo ultimaron por un conflicto personal. Los pesquisas sospechan de un hijo de la víctima y de alguna de sus parejas.

Las primeras líneas de la investigación del asesinato del curandero José Martín Duarte, el hombre de 74 años que fue hallado muerto en su casa de Bahía Blanca con 15 puñaladas, descartan el robo y alimentan las hipótesis relacionadas con un conflicto personal.

Según pudieron determinar los investigadores, la víctima tenía mala relación con uno de sus hijos, que vivía frente a su casa. La vivienda fue allanada pero no se encontró nada de importancia para la causa. Según los testigos, el padre era muy violento con su hijo.

Otra de las hipótesis tiene que ver con las supuestas orgías en las que participaba la víctima, que tenía al menos tres parejas (un hombre de 32 años, una mujer de 52 y en el velatorio apareció una esposa desde La Pampa). Además, era viudo hace doce años. No desestiman la posibilidad de que el marido o la esposa de una de las “novias” del curandero lo hayan atacado.

En la escena del crimen había dinero, objetos de valor y la puerta no fue forzada, por eso los investigadores en principio descartaron que se trate de un robo violento.

Rastrean mensajes

Se están rastreando los mensajes de su teléfono, que los transcribía a mano a un cuaderno. En ellos puede verse algún grado de conflicto con el marido de una de las mujeres. Los investigadores sospechan que lo dejaba por escrito por si algo pasaba. Además encontraron fotos y videos de las fiestas.

Tampoco descartan de plano la posibilidad de que un cliente de Duarte, muy molesto por algún “trabajo” que no salió bien, lo haya asesinado.

El hecho, del que diera cuenta Crónica en la edición del lunes, fue descubierto en una casa ubicada en la calle Jujuy al 2000, en el barrio 1º de Mayo. Según los investigadores, todo comenzó con un llamado al 911 que alertaba sobre el hallazgo de un cadáver en esa vivienda.

Ejecutado en el suelo

Al llegar al lugar, el personal policial encontró el cadáver de Duarte, que se hallaba desnudo y con unas 15 puñaladas en el cuello y en el tórax. Los primeros embates los recibió parado y luego lo ejecutaron cuando ya estaba acostado en el suelo.

En el lugar fue encontrada una suma de dinero y distintos objetos de valor, por lo que en principio los investigadores descartaron el robo como hipótesis del homicidio.

“La vivienda se encontraba cerrada con trabas y llaves, por lo que fue abierta sin violencia”, agregó un vocero policial al comentar que se trataría de un crimen vinculado a una cuestión de pareja.

“No había nada revuelto en la vivienda y no se registró ningún faltante”, agregó el pesquisa.

Las fuentes comentaron que Duarte trabajaba como curandero, vivía solo, era muy conocido en el barrio y, según testigos, concurría mucha gente a su casa debido a su tarea.

Por su parte, el jefe de la DDI, comisario Martín Luna, expresó que “se está investigando al entorno familiar, vecinal y hasta los amigos”.

“Se trataría de un crimen por una cuestión de pareja, es la principal teoría que manejamos”, expresó el comisario.

Los investigadores analizaban además el teléfono celular de la víctima para determinar las llamadas entrantes y salientes, entre otros elementos.

La causa es llevada adelante por el fiscal de la Unidad de Homicidios, Mauricio del Cero.

Te puede interesar