El sagrado derecho a réplica

OPINIÓN Por
Alejandra SAGARDOY tiene en este medio lo que considero un derecho sagrado que todas las personas que sienten ser aludidas en un medio de comunicación deben tener y es el DERECHO A RÉPLICA
hoy

En su momento la Concejal Alejandra SAGARDOY fue aludida en este medio a raíz del escándalo y las expresiones xenófobas que el íntimo amigo del titular de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Ricardo LORENZETTI tuvo hacia la persona de quién escribe en el Bar MARGARITA, que más allá, de si SAGARDOY es dueña o no del establecimiento, su vinculación con el mismo es innegable y no se puede poner en duda.

En ese contexto, entendimos que por su condición de Concejal y Presidenta de la Unión Cívica Radical, era necesario que se expida y se manifieste, no a favor de mi persona, si no en contra de cualquier tipo de discriminación y expresión xenófoba y antisemita.

A SAGARDOY  por ninguna circunstancia se la acusó de nada. Personalmente pienso que el callarse es sinónimo de estar de acuerdo, cosa que desecho de plano conociendo los valores de SAGARDOY, o sentirse presionada por algún tipo de circunstancia. De más está decir que en este caso, me inclino por la segunda opción.

Tengo conocimiento que SAGARDOY se sintió dolida por algunas de nuestras notas y es por ello que nuevamente y en forma pública, lo que ya hice de manera privada, le solicito a ALEJANDRA que se manifieste, que se exprese y que de su opinión en referencia al racismo y el antisemitismo.

Su rol institucional como Concejal de la Ciudad y como Presidenta del histórico partido Radical merecen que  se manifieste.

Personalmente y lo reitero, ABSOLUTAMENTE CONVENCIDO DE LAS CUALIDADES MORALES Y PERSONALES DE ALEJANDRA, modestamente te lo pido, fundamentalmente para que no quedes bajo ningún punto de vista, ni tangencialmente, ligada a un personaje oscuro y despreciable que quedó en cuanto pensamiento, sepultado en el tiempo, quizá el tiempo más cruel y horrible que recuerde la humanidad.

Te puede interesar