El Ejecutivo apuesta a que el Senado no trate el proyecto tarifario

POLÍTICA Por
Los mercados, como dijo el Presidente consideraron que la velocidad del ajuste no era suficiente, y en este marco tanto empresarios como economistas le hicieron saber al Gobierno que el proyecto de frenar el aumento tarifario "ahuyentaba a los inversores"
rosada

En el Gobierno el clima es más tranquilo. Motivos no faltaron: los elogios del Fondo Monetario Internacional; la tranquilidad de los mercados; ofertas a través de los programa de Participación Público Privada (PPP) por unos u$s 8.000 millones y como si esto fuera poco encuestas que mostraron que la población recibió bien las palabras del miércoles del presidente Mauricio Macri.

"El susto por la crisis fue grande", admite una alta fuente oficial pero la calma "no significa que todo ya todo pasó", explica.

Los mercados, como dijo el Presidente consideraron que la velocidad del ajuste no era suficiente, y en este marco tanto empresarios como economistas le hicieron saber al Gobierno que el proyecto de frenar el aumento tarifario "ahuyentaba a los inversores".

La calma, entonces, explican en la Rosada, durará hasta el miércoles próximo donde el gobierno tendrá que pasar otro test: evitar que el Senado apruebe el proyecto de ley para modificar el aumento tarifario. En el entorno presidencial admiten que las posibilidades de que la iniciativa quede trabada en el Senado no son fáciles y el ala política del gabinete -ahora reivindicada- sabe que le espera una tarea ardua.

Sostienen que cuentan con la confesión de numerosos políticos de la oposición que consideran que el Parlamento no debe fijar las tarifas, pero también conocen que para la oposición es más fácil tener un discurso en contra del "ajuste" ya que el costo lo paga el gobierno de Macri. Por implementar los aumentos de tarifas y por vetar el proyecto, si éste se convierte en Ley.

En el entorno presidencial afirman que están "dispuestos a pagar el costo político de seguir adelante con la recomposición tarifaria" y explican que solo le piden a la Cámara alta que los deje gobernar. Desde ya el gobierno descarta presentar un proyecto alternativo, como solicitó el senador Miguel Ángel Pichetto. "No está en nuestros planes", responden.

La crisis cambiaria provocó también que los teléfonos volvieran a sonar en las casas de dirigentes de la oposición. De hecho se conoce que el Ejecutivo les pidió que el Parlamento apruebe las leyes que para los mercados eran muy importantes: Defensa de la Competencia y de Mercado de Capitales.

En la Rosada reconocen que fue muy importante el apoyo de la oposición y admiten que hasta hablaron con Sergio Massa (alguien que no goza de mucha simpatía presidencial).

"En confianza algunos políticos saben que los mercados no ven con buenos ojos que no prospere el ajuste tarifario" y por eso espera lograr que el Senado deje de lado el proyecto. Y creen que la Cámara alta colaborará pues también "se asustaron". La alta fuente explica que la oposición no quiere trabar la gobernabilidad y saben que la crisis no fue menor. Este convencimiento a lo que se suma el llamado presidencial a mayor diálogo es lo que explica el convencimiento de que quizás el Senado deje sin efecto el proyecto de ley sobre tarifas.

Fuente: Ámbito

Te puede interesar