Asistencia al viajero: todo lo que necesitás saber para elegir cobertura

Qué factores hay que tener en cuenta para contratar servicio y compañía.
seguro-para-viajeros-segurosmx-001

Un dolor de muelas en Holanda, un accidente en Brasil o una pierna rota en Estados Unidos.

Las 3 situaciones tienen una variable en común: el servicio de asistencia al viajero, ese "pequeño" detalle que brinda tranquilidad y que puede salvar la billetera una vez que se atraviesa la frontera.

Sin embargo, al momento de su contratación suelen surgir dudasen relación con los requerimientos del destino del viaje, las características de cada producto y las necesidades personales.

Antes de partir conviene averiguar qué requisitos tienen los países que se van a visitar en relación a los seguros de viaje. En algunos de ellos es obligatorio contar con uno: es una exigencia de las autoridades migratorias ni bien el pasajero baja del avión o intenta atravesar su territorio. Este es el caso de los países europeos, donde la cobertura mínima necesaria es de 30 mil euros, y de Cuba, por ejemplo.

En otros destinos, la decisión de contratar el servicio recae íntegramente en el pasajero. Estados Unidos, al igual que muchos países de Latinoamérica, lo deja al criterio del viajero. Lo cierto es que si se consideran los altos costos que tiene la atención médica en el exterior –sobre todo en EE.UU.- siempre es conveniente contar con el servicio.

"El porcentaje de argentinos que contratan asistencia al viajero es de alrededor del 50%", cuenta Diego Barón, director de Marketing de Universal Assistance.

Y Federico Tarling, director de Asistencias de ASSIST CARD señala: "La edad del viajero es inversamente proporcional a su grado de consciencia en cuanto a los riesgos de viajar sin protección. Cuanto más joven, menos importancia se le da a viajar protegido".

Algunas diferencias

Una de las quejas más frecuentes de los pasajeros que sufren algún malestar físico y utilizan el servicio durante el viaje es que en algunas ocasiones deben efectuar ellos mismos el pago –luego reembolsado por la compañía aseguradora-, una situación que los toma por sorpresa.

Existe una diferencia fundamental entre seguro de viaje y asistencia al viajero.

Marcos Chiabo, director Regional de Assist-365, explica que "con el seguro de viaje, ante un siniestro el pasajero paga y luego solicita el reembolso en la compañía".

Y agrega: "En cambio, con la asistencia, el viajero solicita a la central de emergencias la coordinación de los servicios sin tener que desembolsar dinero. El seguro de viaje es un modelo más funcional en los países desarrollados donde el viajero tiene límites altos en sus tarjetas de créditos para poder afrontar un gasto y luego reintegrarlo. En Latinoamérica el promedio de los viajeros tiene menos crédito y no siempre maneja inglés para resolver fácilmente pagos en el destino".

La letra chica​

La asistencia al viajero es una póliza y, como tal, cuenta con una extensa "letra chica" donde se aclaran los montos de la cobertura en cada rubro, qué actividades están incluidas (y excluidas) y cuándo el seguro puede ser considerado inválido.

Tanto la asistencia al viajero como el seguro de viaje, en aquellos países que lo consideran un requisito para ingresar, debe cubrir por el total del tiempo del recorrido y ser válido en cada uno de los países que se visitará. Si el servicio contratado es el segundo, entonces al regresar se deberá solicitar un reembolso. Para ello es fundamental contar con todos los comprobantes y facturas con el nombre completo del viajero y, en lo posible, también con número de pasaporte.

Las pólizas de seguros también pueden cubrir al viajero en caso en que la aerolínea pierda el equipaje o que el vuelo sea cancelado, por demoras y overbooking, responsabilidad civil y accidentes. Algunas compañías permiten además contratar servicios adicionales personalizados. Es el caso de Assist-365, que cuenta con un modelo flexible para que el viajero elija su cobertura a medida.

El cliente "puede seleccionar un plan con las principales coberturas médicas y asistenciales para luego agregar upgrades como deportes, preexistencias, embarazo, tecnología, robo de objetos personales y cancelaciones de viaje", explica Chiabo.

Las enfermedades preexistentes son un punto importante a considerar. La inmensa mayoría de empresas sólo cubre montos pequeños, indistintamente de la cobertura general que se haya contratado, por lo que es conveniente que quien estime que podría utilizar este rubro analice bien los valores cubiertos por la póliza.

Millennials asegurados

Como sucede en muchas otras industrias, en el universo de la asistencia al viajero los millennials también son un segmento de mercado muy atractivo.

Chiabo comenta que "a pesar de su poca experiencia en viajes, los millennials son los viajeros más informados. Comparan precios, analizan opiniones de amigos y navegan en foros. Valoran las rápidas respuestas, el precio accesible y la información clara. Por esto, Assist-365 permite avisar el siniestro por Whatsapp".

ASSIST CARD permite que el viajero reciba asistencia médica en forma autónoma a través de su aplicación en smartphones o tablets sin necesidad de comunicarse previamente con una central.

"El pasajero puede elegir entre tener una video consulta con un médico o solicitar la visita a domicilio, disponible en más de 100 ciudades del mundo", dice Tarling.

Barón, de Universal Assistance, destaca el descuento de su compañía del 50% para los menores de 25 años, inclusive.

Es primordial para el viajero informarse sobre los diversos productos que ofrece cada empresa, conocer los detalles de cada póliza, cómo utilizarla en caso de necesidad y tener los números de teléfono a mano por si se llegara a tener alguna urgencia.

Sandra Lion - Especial para Clarín

Ana Cohen

Redacción

Te puede interesar