Artritis infecciosa crónica: todo lo que debes saber

SALUD Por
Algunas infecciones pueden dar lugar a procesos inflamatorios en las articulaciones sin necesidad de que la infección haya afectado directamente a la articulación. Suele ocurrir cuando la infección alcanza el torrente sanguíneo.
artritis-infecciosa-cronica

La artritis es la afección por la cual se inflaman las articulaciones. Cursa con pérdida de movilidad que a la larga puede generar deformidad de la zona. Existen muchas causas y tipos de artritis, pero la que ahora nos ocupa es la artritis inflamatoria crónica.

La artritis inflamatoria, también denominada séptica, es aquella producida por microorganismos. Además, que sea crónica quiere decir que se prolonga en el tiempo. En la artritis en general, los lugares más afectados son las grandes articulaciones, como la rodilla o la cadera.

Causas de artritis inflamatoria crónica
Para que se produzca una artritis inflamatoria crónica tienen que darse de manera encadenada una serie de sucesos. Primero tiene que producirse la artritis inflamatoria, y luego cronificarse. 

Causas de artritis inflamatoria
Una artritis inflamatoria, o séptica, puede producirse por dos vías:

  • Un traumatismo “sucio” en una articulación. Al dañarse e infectarse la zona, los microorganismos colonizan e infectan también la articulación
  • Una infección en cualquier otro lugar del organismo. Los microorganismos asentados en otra zona llegan al torrente sanguíneo y así llegan a la articulación, que es una zona profusamente irrigada.

Predisponentes de artritis
Existen ciertas circunstancias que predisponen a que el individuo padezca una artritis. Algunas de ellas son haber experimentado el implante de articulaciones artificiales, así como haber sufrido artroscopias, cirugías, o cualquier tipo de traumatismo en una articulación.

 También hacen más probable la artritis el que se tenga una infección bacteriana en otra parte del cuerpo, o que se presenten bacterias en la sangre. Individuos con ciertos tipos de enfermedades crónicas (como la diabetes), o que consumen medicamentos inhibidores del sistema inmunitario, también son más propensos.

Por último, los individuos que consumen drogas por vía intravenosa también tienen más probabilidades de padecer una artritis. Esto es porque cabe la posibilidad de que el material de inyección contenga microorganismos que, al entrar en la sangre, puedan llegar a la articulación.

Causas de artritis inflamatoria crónica
Como ya hemos dicho, la artritis inflamatoria crónica se produce por microorganismos. Así, los microorganismos que más frecuentemente producen la artritis séptica son los estafilococos y los estreptococos.

Sin embargo, los más frecuentemente causantes de artritis séptica crónica son Mycobacterium tuberculosis y Candida albicans. El primero es el microbio causante de la tuberculosis (por ejemplo, pulmonar), y el segundo, el causante de candidiasis (la más conocida es la candidiasis vaginal).

Desde sus focos originarios (vagina y pulmones, por ejemplo), los microorganismos llegan al torrente sanguíneo, y desde allí alcanzan la articulación que infectarán.

Por otro lado, las artritis inflamatorias crónicas son frecuentes en niños.En ellos, el caso más frecuente es el de un niño de 3 años con una artritis séptica de cadera.

Te puede interesar