Réquiem para la Recova Ripamonti

LOCALES Por
Tardíamente salen ahora a “luchar” por la defensa del más emblemático patrimonio de la historia de Rafaela. No se puede salvar lo que no existe más
hoy

Basta de hipocresía. Los moños negros, reflejan la triste realidad

“Pero salvemos que? pongamos fin a la hipocresía y a las cosas con su nombre. De la “Recova Ripamonti” no queda nada. Sólo una delegada película, reformada por las sucesivos negocios que se instalaron (Ejemplo “Coyote” con autorización inválida del municipio y dio origen a un recurso de amparo interpuesto por el Pbro Carmelo Greco, pues se hallaba menos de 100 metros de un establecimiento educativo).

Casi 30 años de gobierno peronista, no puede disimular ante la sociedad quienes son los mayores responsables políticos y quizás civil y penal de esta catástrofe del patrimonio histórico rafaelino.

Pero también quizás, siempre en el plano de las hipótesis cabe preguntarse si las instituciones que se adjudican la representación de la italianidad de Rafaela, amén del Colegio de arquitectos, de preservación del patrimonio, historiadores, etc. no aportaron su cuota. El periodismo en su gran mayoría

¿Nos preguntamos la Fiscalía Municipal en los distintos períodos de gobieno no tenía que advertir sobre lo que era evidente? lo mismo cabe preguntarse con los concejales y la mayoría de los medios periodísticos, aunque estos últimos su deber no va mas allá que el de informar la verdad.

Voz que clama en el desierto

El Partido Obrero local,  “Rafaela Informa” que desde sus inicios hace tres años fueron quien lanzaron la campaña de “salven a la recova”. Igual actitud -nobleza obliga- le cabe a “Revista Palpitar”.

Ahora esta es tarde, se apuntaló lo poco que queda de sus ruinas. Actitud que se tomó( y de la que advertimos hace dos años), según tendemos entendido porque el arquitecto que había sido la voz cantante del megaproyecto del hoeal (¿recuerdan cuando apoyado por concejales, ejecutivo y medio de prensa se lanzó el visto bueno), advirtió a la municipalidad que lo apuntalaran para evitar laresponsabilidad civil que le pudiera caber ante su caída y daños a personas.

Los obsecuentes y cortesanos.

Los representantes de instituciones (muchas de las citadas) que se “pelean” para estar en primera fila en los actos públicos, organizar (o “manguear” viajes a Fossano), serán los primeros que cortarán la cinta de la nueva recova, réplica de la original pagada por todos los rafelinos, lo mismo que el costo de la expropiación.

Quizás los distintos intendentedes, hubieran necesitados de estos notables “chupamedias” que en vez de hacer con la cabeza  movimientos verticales ascendentes y descendentes antes que terminen una frase, la inclinaran en un ida y vuelta horizontal. Hoy quizás también la “recova” viviría.

Un “mal pensado” -que siempre los hay-, hasta podría  inferir que detrás de todo esto existió una maniobra económica.

Haya existido o no, lo que no cabe duda que todo (obra, dinero de expropiación, y hasta los globos de la fiesta) la pagaremos los rafelinos.

Te puede interesar