Cumbre de gobernadores del PJ para definir la postura opositora en la crisis

POLÍTICA Por
Será el próximo martes en Capital Federal..Por el vencimiento de las Lebac, será un día clave para la economía.
DATA_ART_1932456

Las turbulencias de los mercados financieros, la suba de las tarifas y la decisión del Gobierno nacional de buscar apoyo político para recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI), serán los temas centrales de una cumbre de gobernadores peronistas, que se está organizando para el próximo martes, en Capital Federal.

El presidente Mauricio Macri convocó el jueves pasado a cinco mandatarios peronistas, entre ellos a Schiaretti, para explicarles su estrategia de recurrir al FMI a buscar financiamiento para enfrentar las corridas cambiarías de los últimos días.

En esta semana, se espera que más gobernadores opositores pasen por la Casa de Gobierno.

 


En este contexto, y justo en una jornada que puede ser clave para economía del país, por el vencimiento de más de 670 mil millones de pesos en Letras del Banco Central (Lebac), los gobernadores peronistas almorzarán el martes en la Casa de Entre Ríos, en Capital Federal. 

Además de los mandatarios justicialistas, también estarán los presidentes de los bloques legislativos del denominado Peronismo Federal, Pablo Kosiner (Diputados) y Miguel Pichetto (senadores).

RELACIONADAS

De la Sota vuelve e intentará posicionarse
 

Lo que trascendió de distintas fuentes del PJ, es que la idea de la cumbre es definir una postura, en medio de una gran preocupación por la situación del país.

Varios mandatarios opositores se vienen pronunciando y ayer por la tarde, a través de su cuenta de Twitter, Schiaretti dio su visión del contexto nacional.

“De esta situación que vive el país saldremos adelante si todos nos convencemos que debemos garantizar la gobernabilidad. Debemos evitar las grandes crisis, porque sólo nos dejaron más pobres y más castigo a la clase media, a los trabajadores y a los más vulnerables”, escribió el mandatario cordobés.

Por lo que comentan sus funcionarios más cercanos, a Schiaretti, y también a otros colegas peronistas, les sorprenden los cruces y las diferencias que han surgido en Cambiemos, en medio de las turbulencias financieras que vive el país.

NOTA RELACIONADA. De la Sota vuelve e intentará posicionarse

“Algunos funcionarios nacionales y dirigentes radicales no han tomado dimensión de la situación crítica que vive la economía del país. No es momento para hablar y menos para mostrar diferencias”, describió un schiarettista paladar negro, en coincidencia con un dirigente salteño, de confianza del gobernador Juan Manuel Urtubey, que dialogó con este diario.

Precisamente, hasta ayer, Schiaretti y Urtubey habían sido los mandatarios peronistas que no habían hablando en público de la situación de país.

El salteño tiene licencia por paternidad hasta mañana, por eso no concurrió a la reunión con el Presidente, el jueves pasado.

Según las distintas versiones que surgen del propio peronismo, estos dos gobernadores peronistas –de buena sintonía con la Casa Rosada– son los que están alentando la cumbre del martes en Capital Federal.

Más allá del debate por la posible asistencia del FMI y la debilidad de la economía del país, otro tema que estará en la mesa de conversación en la Casa de Entre Ríos, será el proyecto opositor para frenar los aumentos de tarifas, que ya tiene media sanción en Diputados.

El senador Pichetto ya les comunicó al macrismo y al radicalismo que el PJ está en condiciones de convertir en ley ese proyecto.

El jueves pasado, Macri les pidió a los gobernadores que hicieran el último esfuerzo para hacer modificaciones a la iniciativa en el Senado, con el objetivo de evitar un nuevo costo político de vetar la ley.

La decisión de Pichetto y su bloque (24 senadores) es aprobar el proyecto, sin cambios.

Aunque el escenario nacional se ha complicado y algunos gobernadores verían con buenos ojos dar una señal, introduciendo cambios.

Aunque sus diputados votaron con la oposición en la Cámara Baja, Schiaretti mantiene su postura de que el Congreso no debe legislar sobre tarifas.

Si hay ley y el Presidente la veta, los gobernadores y legisladores del PJ Federal no harán ruido político. De todas formas, en el sindicalismo opositor que encarnan Hugo Moyano y los K, ya se habla de un paro general como protesta, si hay veto presidencial.

Proyecto del PJ: Impacto fiscal

$80.000 millones de pesos. Si se convierte en ley el proyecto del PJ para ponerles un límite a los aumentos de tarifas que impulsa el Gobierno nacional, tendría un impacto fiscal de 80 mil millones de pesos. Son subsidios que Macri pensaba sacar.

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar