CHAMBONES!

EDITORIAL Por
Iba a ser el mejor equipo de los últimos 50 años. Y resultó ser de lo peorcito que tuvimos desde que el falso prócer Bernardino dio nombre a su sillón
2665611w1033

Isaias Abrutzky Isaías ABRUTZKY / Especial para R24N

[email protected]

Los jugadores de las “premium leagues” resultaron unos tipos que lo único que sabían era hacer buenos negocios para sí, ocultar las ganancias y llevárselas a las guaridas fiscales.

En verdad no es poco. Y más si se tiene en cuenta que fueron capaces de llegar al poder y desde allí perdonarse sus pecados, quedando con biyuya más limpita y reluciente que estampita de la Virgen de Luján recién salida de la imprenta.

Es curioso que en una época en que se habla tanto o más de los directores técnicos del fútbol que de sus jugadores, en la calle son pocas las voces que tienden a resaltar que en el gabinete económico se puede hablar de cualquier cosa menos que de equipo. Tanto que para dar idea de consenso los funcionarios se esfuerzan en mostrarse juntos frente a las cámaras.

Lo hicieron a fin de diciembre, con visible disgusto y muy magros resultados; y ahora, en versión más reducida, en la conferencia de prensa de los ministros Dujovne y Caputo.

Justamente uno de los periodistas allí presentes les preguntó quién es el jefe del gabinete económico. La balbuceante respuesta fue inicialmente algo así como que existía una coordinación invisible, pero luego el ministro recordó que no podía poner la cabeza en la guillotina y sacó de la manga que el equipo estaba al comando del presidente Macri -el mismo que declaró no hace mucho que de economía no sabía nada porque era ingeniero- y a él se reportaban. Y entonces se le ocurrió que no estaba bien que dejara de lado a otros colegas, lo que lo llevó a mencionar a ministros como Cabrera y algunos otros.

De entre las herramientas del gobierno usualmente a disposición de los funcionarios, esta vez no puede echarse mano a la venta de dólar futuro. Armaron una causa contra Kicillof, Vanoli y quizás Cristina porque recurrieron a ella. Ahora les está vedado hacer lo mismo.

Si se da vuelta la tortilla del poder podrían quedar tras las rejas, dado que no solamente habrían repetido lo que le judicializaban al gobierno anterior sino que deberían responder por haber fijado el valor de la divisa y beneficiarse simultáneamente por haberla comprado a precios muy inferiores.

Tocata (de tasas) y fuga de capitales. Los inquietantes acordes de Juan Sebastián en el reino de los mercados.

Errar es humano y echarle la culpa a otro es más humano todavía. Patéticos Dujovne y Caputo intentaban explicar que tienen todo bajo control. Eso ya no lo cree nadie pero insistir con la inflación del 15% es una tomadura de pelo.

En pocos días vencen 600 mil palos de lebac. Se huele sangre y las aves carroñeras revolotean. Con rostros de "piedad, que no dormí ni media hora anoche" esos muchachos trataban de aparentar lo que seguramente no sentían porque quien tiene la guita afuera sale ganando con este desaguisado.

La conferencia de prensa se asemejaba a un mal programa de TV. Se hacía evidente que ellos no querían estar ahí, al igual que Lorenzino, aquel ministro de economía qué creyendo que no se iba a escuchar deslizó el famoso “me quiero ir”

Qué diferencia con aquel Néstor qué les dijo a los del Fondo Monetario: Tomen, aquí tienen sus 10 mil palos. Cuéntenlos bien, que la plata es para contar, llevenselos y no aparezcan más por acá.

Ya se vuelven a ver en los medios viejas y ominosas palabras como blindaje y megacanje Aunque tal vez ahora inventaran otras con connotaciones que se les antojen menos alarmantes. Tarea inútil porque la imagen del Mingo ya está en todos los portales Sólo resta verlo en la pantalla del televisor sentado en un pomposo escritorio

con la bandera argentina detrás, explicándonos lo bueno de que los bancos no nos devuelvan nuestros depósitos sino en porciones diarias equivalentes a medio kilo de pan.

Te puede interesar

Te puede interesar

Booking.com