Economía: Mal presagio para mañana

POLÍTICA Por
Mauricio Macri tiene algunas horas por delante para llegar al lunes 07/05 con algún plan porque con lo que anunció el viernes 04/05 no alcanza ni para 1 semana más.
hoy

Acaba de ocurrir una tragedia en la política argentina: la fuerza electoral que ganó los 2 comicios más recientes comienza a resignar su proyecto de permanecer 12 o 16 años en el Ejecutivo Nacional y ganar más y más espacios de poder.

Ya ocurrió con los K, para quienes Néstor Kirchner trazó un objetivo de entre 16 y 20 años, y sucumbió en el año 12. Y antes le sucedió a Carlos Menem, quien tenía un proyecto de 3 mandatos consecutivos que sumaban 14 años pero sólo llegó a 10.

Raúl Alfonsín ambicionaba 2 mandatos consecutivos, que con aquella Constitución eran 12 años, y no completó ni 1.

 
Fernando De la Rúa no cuenta. No hubo otros presidentes electos, sólo gente que ingresó por la ventana.

 
Es demasiado tentador para los dirigentes políticos acariciar el futuro en las horas de frenesí, pero esa ficción es inasible. El poder hay que ganárselo cada día y esa tarea comienza por gestionar en forma eficiente.

En el caso del PRO, que se montó sobre la UCR y la Coalición Cívica para usufructuar la alianza Cambiemos, decretó la ilusión de 2 mandatos consecutivos de Mauricio Macri y luego María Eugenia Vidal. O quizás Horacio Rodríguez Larreta (la especulación sobre Marcos Peña no cuenta, fue onanismo intelectual al final de algún día de mucha presión).

Jaime Durán Barba estaba exultante estimando cuánto más dinero recaudaría con su cliente más exitoso, el partido de color amarillo que desde la Ciudad de Buenos Aires alcanzó expresión nacional.

Sin embargo, nunca hubo substancia en la construcción del proyecto que debía comenzar por el cumplimiento de lo prometido: una economía exitosa. 

Evidentemente ha ocurrido una confusión enorme: Macri/Durán Barba siempre creyeron que habían ganado por escaso margen a Daniel Scioli, y nunca aceptaron que la realidad fue que perdió Cristina Fernández de Kirchner. Y los independientes que abultaron el sufragio por Macri/Durán Barba en el balotaje creyeron en que habría menos inflación, precios relativos estabilizados, más inversión y mejor empleo. 

Sin embargo, Macri/Durán Barba incumplieron su promesa desde el comienzo, cuando decidieron no tomarse el trabajo de elaborar un plan económico y sí esforzarse con denuedo por convencer a todos que la Fundación Pensar no era una estafa sino un centro de estudios donde todo estaba previsto, afirmando que elegían al "mejor equipo de los últimos 50 años", y subestimando el rol del ministro de Economía, el mejor fusible que puede tener un Presidente. Además, ¿a quién le sirve un gabinete de ministros sin capacidad de decisión, eunucos auditados y mandoneados por los vicejefes de Gabinete, en un organigrama que sólo sirve para satisfacer el ego de Macri?

Macri/Durán Barba creyeron a pie juntillas su propio 'relato', sin aceptar que los empresarios locales reclamaban hechos en vez de palabras si se trataba de invertir, y que Grupo Clarín/S.A. La Nación no bastan para conducir la opinión pública en el siglo 21.

Cuando el esquema comenzó a trastabillar, se construyó la grieta con los K, eje del triunfo electoral 2017. Esto es importante recordarlo: el triunfo electoral de Cambiemos hace 8 meses no fue por la gestión de la economía sino por la astuta elaboración de un tema que cualquier día de estos puede volverse en contra (la corrupción). 

Luego del triunfo electoral 2017, Macri sufrió las consecuencias de su imprevisión en la reforma previsional. Preocupado por el desgaste y consecuente con su idea de no estresarse con negociaciones y planificaciones, aprobó el plan de Durán Barba de iniciar el año electoral 2019, la campaña proselitista más larga de la historia, faraónico emprendimiento que acaba de tropezar ruidosamente mientras el Presidente jugaba al golf en la marítima Mar del Plata, actividad que no podía interrumpir porque era un evento lúdico desestresante con amigos de toda la vida.  

Cuestionar las decisiones equivocadas que acumula la Administración desde diciembre 2015 le ha costado muchas críticas a Urgente24 de parte de ex lectores, e inclusive de algunos actuales lectores. Pero resultaba inaceptable participar de la claque que aplaudía la frivolidad mientras se acumulaba la tarea pendiente.

Los sucesos en la Argentina de mayo 2018 no son consecuencia del final de ciclo en la economía global. Ese capítulo está todavía en el futuro. Lo que ha ocurrido hasta ahora es responsabilidad exclusiva de la deficiente Administración Cambiemos, una fuerza que carece de definición ideológica, que abunda en confusiones, que no tiene plataforma común... que así se parece demasiado al panperonismo. No es una casualidad que el sociólogo Raúl Aragón informe que crece la antipolítica impulsada por el malhumor social.

El Presidente también luce enojado, sospecha que hay conspiradores, que los empresarios lo engañaron y se empeña en demostrar que la realidad está equivocada. Pero si él no cambia de enfoque y de equipo de colaboradores, la situación puede complicarse aún más. Nadie puede aceptar que la baja en la cotización cambiaria del viernes 04/05 puede mantenerse a base de una tasa de interés del 40% anual, que conduce a un enfriamiento profundo de la economía que no compensa otros desequilibrios que presenta la macroeconomía y que tendrá innecesarias consecuencias políticas.

Los problemas de la Administración Macri quedaron explicitados hace tiempo, en aquella conferencia de prensa en Casa Rosada en la que fue humillado el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, a quien en breve buscarán con malas intenciones los deudores de los créditos hipotecarios a tasa UVA, y los depositantes a plazo fijo estafados por las decisiones de la autoridad monetaria, todos posibles electores de Macri 2019.

Pero los problemas se remontan a mucho antes, y es necesario recuperar el tiempo perdido y concretar algunas rectificaciones que no pueden comenzar por la ratificación de una pauta de inflación anual no cumplible del 15%, que si fuese cierta tampoco puede convivir con una tasa de interés base del 40%.

Ya llega el aumento de los combustibles, las boletas de gas con el impacto del nuevo cuadro tarifario, la renovación de títulos públicos LEBACs -lo que no se renueve irá al dólar-, la aprobación en Diputados del proyecto opositor sobre tarifas y el enojo de gobernadores e intendentes por la cancelación de obras públicas comprometidas (lo que puede agilizar el tratamiento de ese mismo proyecto tarifario en el Senado).

¿Todos los caminos conducen al dinero del Fondo Monetario Internacional? Un error suponer que la Nación podría gestionarse igual que la Ciudad de Buenos Aires. Pero es una equivocación mayor creer que los halagos son algo más que hologramas. Cuando en mayo 2018 se pregunta al público que identifique los éxitos en la gestión de Macri se sigue mencionando la reunificación del mercado cambiario, de diciembre 2015. Demasiado poco para quien lleva un período considerable en el poder y dice ambicionar otro mandato presidencial más.

-----------

P.D.: No envíen más a la diputada nacional Elisa Carrió a hablar de economía y finanzas. Hace papelones, y eso se devora la credibilidad de la cofundadora de Cambiemos.

Urgente 24 sobre una nota de EDGAR MAINHARD

Te puede interesar