680 mil millones de pesos de Lebac vencen en pocos días. ¿habrá un incendio?

EDITORIAL 05/05/2018 Por
“Donde iremos a parar, si se apaga Balderrama” se preguntaban Manuel J. Castilla y Cuchi Leguizamón en la famosa zamba. Hoy, la ciudadanía se queda solamente con las cuatro primeras palabras: “¿Dónde iremos a parar?”
dolares

Isaias Abrutzky Isaías ABRUTZKY / Especial para R24N

[email protected]

El Jefe de Gabinete Nacional, Marcos Peña, asegura a la ciudadania que “no hay motivos para la intranquilidad”, en consonancia con el llamado del ministro Dujovne a que “no hay que ponerse nerviosos”.

Claro, no es esperable que funcionarios -y menos de ese rango- digan algo así como “muchachos, apúrense y vayan a comprar dólares mañana mismo, antes que todo se derrumbe”

Se comenta por los extramuros de la pampa húmeda, que el hijo del fabricante de escobas, en 2001, les avisó a sus amigos que las nubes venían muy oscuras y que mejor se llevaban los papelitos color yerba mate a la misma latitud pero del otro hemisferio. Es una leyenda urbana; no debemos tomarla en cuenta. En el caso actual, un consejo semejante sería innecesario, porque todos los que cortan el bacalao ya los tienen afuera.

No con vergüenza, como ocurría antaño, sino orgullosamente. Y con toda honestidad y coherencia, porque ellos no tienen confianza en el país que manejan, y entonces por qué habrían de dejar su fortuna expuesta a un populismo capaz de tomar el poder en las próximas elecciones.

Pero si desde el lado oficial los consejos que recibe la ciudadanía no son demasiado convincentes, un economista y consultor de la talla de Dante Sica, número uno de Abeceb, nos dice que Argentina “es todavía uno de los países más frágiles desde el punto de vista financiero”. La clave para que nos mantengamos en calma está en la palabra “todavía”: como un niño, débil y vulnerable, que va cobrando fuerza a medida que crece, nuestra república irá adquiriendo fortaleza y algun día podremos llegar a estar en el podio de las naciones de economía más sólida del mundo.

Los mercados, entretanto, no pierden tiempo en la ejecución de las medidas que consideran se deben tomar a nivel personal y empresarial. La apertura de las operaciones luego del largo período de feriados que atravesaron los mercados, mostró que la avidez por la divisa no decrece, y el Central (en el día de apertura, 2 de mayo) sacrificó 500 millones (y una moneda más) de sus dólares. Menos que días atrás, es cierto, pero con un resultado bastante flojo, tanto que la cotizacion pegó un nuevo salto, esta vez de 62 centavos, que no es poco. Y a pesar de haber aumentado la tasa bancaria de referencia nada menos que 3 puntos.

Estos acontecimientos no apoyan las palabras de Peña y Dujovne, más teniendo en cuenta que al fin de la semana pasada Federico Sturzenegger decretó -repetimos- un aumentazo inusitado en las tasas que el Central ofrece a los compradores de títulos. La institución lo explicó en un comunicado que publicó en su página oficial, el 27 de abril, hace pocos días:

“Ante la dinámica adquirida por el mercado cambiario, el Consejo de Política Monetaria del Banco Central de la República Argentina se reunió fuera de su cronograma preestablecido y resolvió aumentar su tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases a 7 días, en 300 puntos básicos a 30,25%. Tomó esta decisión con el objetivo de garantizar el proceso de desinflación y está listo para actuar nuevamente si resultara necesario.

El Banco Central seguirá utilizando todas las herramientas a su disposición y conducirá su política monetaria para alcanzar su meta intermedia de 15% en 2018”.

“Calma radicales”, dijo Crisólogo Larralde -el dirigente que se opuso a que la Unión Cívica Radical integrara la Unión Democrática, y rechazó el tono crudamente antiperonista de la campaña electoral de 1946- en la Convención de Tucumán del año 1956. Pero el llamado no pudo evitar que el partido se dividiera en la Unión Cívica Radical Intransigente y la Unión Cívica Radical del Pueblo.

La resolución del BCRA parece ponerse en sintonía con esas palabras, ya que sigue hablando del “proceso de desinflación” y “meta intermedia del 15%” .

Sin embargo, muchos expertos de la City apuntan a una inflación de nada menos que el 30% para todo el 2018. Cada vez que los voceros oficiales insisten en pintar la realidad del modo en que lo hacen, su nariz parece crecer, como la de Pinocho.

680 mil millones de pesos de Lebac vencen en pocos días. ¿habrá un incendio? ¿Será casual que el presidente fuera a celebrar el Día de los Trabajadores a un cuartel de bomberos?

Te puede interesar