Inflación 2018: Sin techo a la vista

OPINIÓN Por
¿Cuánta pobreza provoca cada punto porcentual de inflación? ¿Cuál es el impacto de la inflación adicional en la distribución del ingreso? ¿Por qué se ha instalado esa mentira tan argentina de que la inflación puede tener efectos benéficos?
42_entramos

Sobre el final del 2017, el gobierno “flexibilizó” hacia arriba su pronóstico inflacionario para 2018: sin escalas, pasó de predecir de un 10% a un 15% los aumentos de los precios generales de la economía para los 12 meses en curso.

El mismo hecho de subiR, en un solo anuncio, el 50% esta previsiónpodría interpretarse como un cambio de la orientación económica del oficialismo, o como una manifestación de desconcierto ante hechos que no pueden ser controlados desde la máxima conducción política nacional.


Lo cierto es que las recetas para controlar el avance de los precios mediante el sostenimiento de altas de interés que inducen la restricción monetaria por vía de cuantiosas inversiones especulativas que ofrece el propio Estado, no logró el año pasado bajar por debajo del piso del 24%, y no parece que vaya a suceder lo contrario en este 2018.


Veamos la evolución de los valores de la Canasta Básica Total (CBT) que nos da una radiografía del desarrollo del gasto de los hogares a lo largo de cada año.


El valor de la Canasta Básica Total al inicio del año pasado era de $12.314,77, y un año después en enero pasado ascendía a $15,423,89o sea se había incrementado en un 24,16%. Mientras que a marzo de este año la misma Canasta de Básica subió a $16.653,29, acumulando para los tres primeros meses un 7,97%.

isepci_0


En este gráfico se puede observar claramente que la pendiente hacia arriba que se sostuvo a lo largo de todo el año anterior no sólo se mantiene, sino que se ha acelerado en lo que va de 2018. Si sumamos los aumentos de este año a los producidos en 2017, la inflación de la Canasta que contiene los productos básicos de los hogares, suma 34% en quince meses.

Las subas en curso en tarifas de los servicios, combustibles, y alimentos, no auguran que los precios dejen de aumentar en los próximos meses.

No parece que la reafirmación de la orientación impulsada desde el Banco Central para contener la inflación a través de sostener altas tasas de interés, pueda contrarrestar las tendencias alcistas alimentadas por las propias políticas gubernamentales que promueve fuertes y permanentes en tarifas de los servicios públicos, y combustibles, lo que a su vez impulsa hacia arriba el precio de los alimentos.

Urgente24

Te puede interesar