Submarino San Juan: sigue la crisis en la Armada y se fueron dos almirantes más

POLÍTICA 03/04/2018 Por
El Gobierno retrasa su decisión sobre un sumario interno clave que mantiene en vilo la pelea en la fuerza
BJrAjGloM_930x525__1

El Gobierno retrasa una definición sobre un polémico sumario interno que ya provocó la suspensión o retiro de siete almirantes de la Armada por la crisis que provocó la desaparición del submarino San Juan. El ministro de Defensa, Oscar Aguad, tenía previsto decidir a principios de marzo si anulaba o ratificaba el sumario que abrió el ex jefe de la Armada, almirante (RE) Marcelo Srur pero, hasta ayer, “no había decisión tomada”, afirmó un vocero del Gobierno. En este sumario, Srur responsabilizó a los comandantes de Adiestramiento y Alistamiento Naval, almirante Luis López Mazzeo y de submarinos, capitán Claudio Villamide, de “arriesgar la tropa” y “negligencia” por haber permitido partir al San Juan que, según su criterio, “no estaba en condiciones de navegar” y los suspendió a principios de diciembre. Pero unos días después, el 14 de diciembre, Aguad echó a Srur porque, al principio de la crisis, había afirmado al presidente Mauricio Macri que el San Juan “estaba en condiciones de navegar”.

La semana pasada, la comisión investigadora del Congreso citó a declarar para el 17 de abril a Aguad, mientras un sector de los familiares le abrió una causa penal, medidas que seguramente tienen que ver con el retraso de la decisión clave. Mientras tanto, dos nuevos documentos reservados de la Armada muestran que el submarino San Juan “tenía operativos los dos periscopios”, el de observación y el del ataque, en contra de lo que sostiene el polémico sumario de Srur. En un parte diario López Mazzeo o informó a Srur y al ministerio de Defensa el 20 de octubre pasado que un periscopio “estaba en reparaciones por diez días”. El periscopio fue cambiado unos días después y el submarino volvió a navegar. Mientras tanto, fuentes judiciales llamaron la atención porque Srur hizo poner a un defensor militar como oficialmente sumariante para el documento que mantiene “caliente” la interna de la Armada. En otro documento “confidencial” del 29 de noviembre del año pasado, unos días antes del sumario, se decidió incorporar al capitán de fragata auditor Gabriel Piscicelli como oficial instructor del sumario que llevó a la suspensión de aquellos dos altos oficiales de la fuerza.

Paralelamente, se espera para fin de mes el informe de la comisión investigadora, que integra en forma ad honoren el capitán de navío retirado Jorge R. Bergallo (padre de una de las víctimas del San Juan) y los submarinistas Adolfo Trama y Alejandro Kelly. El mes pasado, en una conferencia que dio en la Universidad de Belgrano, Bergallo afirmó que el San Juan “tal vez no estaba como para ir a la guerra, pero para las misiones que debía desarrollar su seguridad no estaba amenazada”. Y la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez, espera el informe de esa comisión investigadora antes de seguir avanzando en el caso del naufragio del San Juan.

La crisis del San Juan ya llevó la renuncia del ex jefe de la base de Mar del Plata contraalmirante Gabriel González, del jefe de la avión naval contraalmirante Gustavo Vignale, el jefe de la flota, contraalmirante Rafael Prieto y de la infantería de Marina contraalmirante Bernardo Noziglia. Ahora se sumaron a la salida los altos oficiales “Malcchiodi y Cisneros”. Y recientemente fueron pasados a retiro los “contralmirantes Arbizu y Larosa”. En definitiva, será difícil llegara a determinar la causa del naufragio si no se encuentran los restos del San Juan y ayer se retiró de la búsqueda el buque ruso.

Fuente: Clarín

Te puede interesar