Ricardo ALFONSÍN dispuesto a dar pelea al liberalismo salvaje

OPINIÓN Por
Sabe del peso de su apellido, no comparte con el Macrismo casi ninguna de sus políticas y por ahora mantiene un bullicioso silencio que pone muy nervioso al gobierno, sus allegados dicen que para fin de año su figura va a crecer y sus críticas van a arreciar
2452757h688

Sabe del peso de su apellido, no comparte con el Macrismo casi ninguna de sus políticas y por ahora mantiene un bullicioso silencio que pone muy nervioso al gobierno, sus allegados dicen que para fin de año su figura va a crecer y sus críticas van a arreciar.

Se siente muy incómodo en el partido que su padre supo liderar por su alianza actual con el Macrismo, pero tiene muchas dudas en  "saltar el charco". Sabe que hoy es muy difícil triunfar en una interna y es consciente que esa es una tarea titánica  muy difícil de sortear, el componente emocional también juega un papel por demás importante, no es fácil que un Alfonsín deje el viejo partido Radical, es uno de los apellidos más ilustres y respetados.  

Semanas atrás supo tener un acercamiento con Margarita Stolbizer y con Miguel Lifschitz, el Gobernador Socialista de Santa Fe y por datos que tenemos se sintió muy cómodo y con una coincidencia casi total, algunos nos cuentan que hasta llegaron a bromear al respecto y se divirtieron cuando un allegado les acerco las imágenes de Mendoza en donde la Juventud Radical canta el hit del verano en contra de Mauricio Macri, algunos van más allá y dicen que los tres lo entonaron risueños. Alfonsín se sintió a gusto, cómodo y las coincidencias fueron casi totales


Hoy sin duda, para Ricardo Alfonsín ese es "su" espacio, pero  la pelea interna es muy fuerte, pero no es una pelea política o partidaria , es una pelea de códigos, de valores, de historia, de pertenencia, de años de militancia y por sobre todo de un respeto irrestricto a la figura emblemática y "apabullante" de su padre.

No es fácil, es casi imposible para un Radical romperse, siempre se dijo que es preferible quebrarse, pero cada día Ricardo Alfonsín se convence que así como tuvo que tragar el acuerdo de Gualeguaychu como si tomara aceite de ricino para impedir la continuidad del Kirchnerismo, hoy sus allegados, sus amigos y su familia lo convencen que va a tener que tomar el mismo aceite para evitar la continuidad de un modelo liberal despiadado que no nos lleva a ningún lado y que por el contrario nos conduce al abismo.  

Creo modestamente que la historia Argentina nuevamente le da al apellido Alfonsín la posibilidad de tener un rol preponderante en la joven Democracia que transitamos desde 1983, ojala quien hoy lo ostenta sepa estar a las circunstancias y no trepide en tomar las determinaciones que tenga que tomar, así como su padre lo hizo en 1983 y cuando los mafiosos "carapintadas" amenazaron la incipiente Democracia.

Alfonsín sabe que siempre va a ser Radical, que dejar momentáneamente el partido de Alem e Irigoyen puede ser solamente un paso para recuperar la posibilidad de darle al pueblo Argentino una política más justa y solidaria, con la mira puesta en la gente y no en las corporaciones, con la mira puesta en los que menos tienen y no en los poderosos y  amigos del poder.
Hoy Argentina vive una Democracia imperfecta,sin solidaridad y sin soluciones para los que se encuentran más abajo, los pobres y Alfonsín lo sabe y también es consciente que si su padre estaría en esa encrucijada no tendría reparos en tomar las medidas más adecuada para el conjunto de la población y no le temblaría el pulso para firmar momentáneamente el "pase" a otro espacio en donde se puedan encontrar las soluciones que la gran mayoría de los Argentinos está esperando


Hoy se viven otros momentos, son otros tiempos, otras circunstancias, pero cuando el liberalismo salvaje se quiere apropiar de las libertades de los Argentinos y por el otro lado tenemos una gavilla de facinerosos que quieren regresar al poder para continuar con su obra, no queda otra que tomar decisiones por mas amargas que sean y dejar los sentimentalismos de lado en pos del bienestar de la Nación

Te puede interesar