Aborto: la pelea en comisiones arranca sin que ningún sector tenga la mayoría

Es una pulseada estratégica antes de la llegada del debate al recinto de Diputados. La puja en principio es voto a voto y la definición estará en manos de los legisladores indecisos
rk6g3r1tf_930x525__1

La primera pulseada fuerte por la despenalización del aborto será voto a voto, firma a firma mejor dicho, en las cuatro comisiones en las que comenzarán a discutirse los proyectos, una instancia previa al tratamiento en el recinto. De acuerdo con un relevamiento, si los dictámenes se definieran en este momento, a los diputados a favor de la legalización no les alcanzarían las firmas para conseguir un despacho de mayoría, aunque en algunas podrían llegar si logran convencer a los que no decidieron su postura.


Con largas audiencias en las que se escucharán “todas las voces” según el consenso enunciado por los diferentes sectores, en este caso el debate -a diferencia de otros casi resueltos de antemano- puede ser determinante en el resultado.


El tratamiento recayó en cuatro comisiones: Legislación General, Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, Legislación Penal y Acción Social y Salud Pública. La primera será la encargada de llevar los tiempos y el cronograma del tratamiento por ser la cabecera, más allá de que en una cuestión tan sensible la intención será avanzar con el mayor grado de acuerdo posible entre las autoridades de las comisiones y de los bloques políticos. Y en cuanto a los votos para el dictamen contarán igual los integrantes de las cuatro.


De los 31 miembros de Legislación General, 14 ya se pronunciaron a favor de la despenalización incluido su titular, el macrista Daniel Lipovetzky. De acuerdo con el recuento de este diario publicado este domingo, 12 adelantaron que rechazarán ese proyecto -entre ellos el vice Javier David, del bloque Justicialista- y otros cinco aun no definieron su postura: Fernando Espinoza (FpV), Felipe Solá (UNA), Marcelo Monfort (UCR), Anabella Hers (PRO) y Daniel Di Stéfano (Frente de la Concordia Misionero). Para asegurarse el dictamen de mayoría, en esa comisión los militantes de la legalización deberán convencer al menos dos de los “indecisos”.


El escenario se presenta apenas más favorable a la legalización en Familia, presidida también por una diputada (la radical Silvia Martínez) a favor: 15 anunciaron su apoyo, 12 el rechazo y en este caso son cuatro los que no adelantaron su posición: Susana Balbo (PRO), Alicia Fregonese (PRO), María Guerin (FpV) y Claudia Najul (UCR). El escenario más adverso a la despenalización asoma en Legislación Penal, con 16 miembros (incluida la titular Gabriela Burgos, de la UCR) en contra, 11 a favor y también cuatro indefinidos: Verónica Derna (Frente de la Concordia Misionero), Alejandra Rodenas (Nuevo Espacio Santafesino), Paula Oliveto (Coalición Cívica) y Hers (PRO).


En Familia un diputado más tendría que avalar el dictamen para alcanzar la mayoría. En Penal, en cambio, no bastaría ni con todos los “indecisos”. Salud, la comisión restante, será presidida por la macrista Carmen Polledo (en contra), aunque todavía no quedaron confirmados sus integrantes. Su constitución será clave para el resultado del debate en esta instancia.


El proyecto para despenalizar el aborto hasta las 14 semanas de gestación quedó oficializado el martes con 71 firmas. Sergio Wisky -PRO- presentó otro en el mismo sentido, con matices. Otros 15 diputados impulsaron la prohibición en todas las circunstancias, Ivana Bianchi avanzó con un texto similar y otros legisladores preparan más iniciativas. Resta definir si la puja de dictámenes será por comisión o en un plenario de las cuatro juntas. Ese y otros temas -como el formato de las audiencias, la cantidad de expositores y los criterios para elegirlos- serán motivo de debate en una reunión el 20 de este mes. Las audiencias arrancarán el 3 o el 10 de abril.

La pulseada por los dictámenes, y cuál reúne las firmas para erigirse en el de mayoría, resulta clave para la llegada del debate al recinto. Los proyectos podrán tratarse en el pleno de la Cámara aun con despachos de minoría, aunque tendrán que remontar esa debilidad. “Sería importante tener la mayoría en las comisiones, si no se abrirá una discusión sobre si conviene o no ir al recinto. Soy partidario de dar el debate en cualquier caso”, dijo anoche uno de los diputados que empujan la despenalización.

Fuente: Clarín

Redacción

Daniel MAKENA. Jefe de Redacción

Te puede interesar