El mundo laboral y los impuestos de las provincias se suben al diálogo

OPINIÓN Por
El Gobierno sabe que la conducción de la Unión Industrial Argentina hará un poco de catarsis en la reunión agendada para hoy en la Casa de Gobierno
impuestos1_1.jpg_258117318

Es probable que esa sea una de las razones por las que no estará presente Mauricio Macri, quien mantendrá su agenda de trabajo mientras Marcos Peña y Francisco Cabrera reciben a los industriales.

La expectativa de los privados tampoco es mayúscula: la comitiva visitante también será acotada, hecho que favorecerá un diálogo más franco y directo. La idea es que las dos partes aprovechen para decir todo lo que se reclaman mutuamente, de la manera más civilizada posible.

A la UIA le preocupa que el Gobierno crea que hay una reactivación generalizada, cuando el repunte está focalizado a unos pocos sectores ligados a la construcción, y en el sector automotriz, de la mano de la recuperación brasileña. En el interior la disparidad está mucho más extendida, y el beneficio de la reducción de impuestos acordada con las provincias todavía no es visible. Sucede que en algunos distritos las alícuotas de Ingresos Brutos tienen que bajar, pero otros aprovecharon el resquicio de la ley para ajustar la tasa que tenían vigente y llevarla al nuevo piso admitido por la norma. Esa normalización es lenta y el Gobierno lo sabe, porque la relación con los gobernadores es compleja: influyen las negociaciones legislativas y la propia interna del peronismo.

El repunte del dólar transmitió algo de alivio a los industriales, aunque saben que la divisa no altera demasiado el flujo comercial de corto plazo. La mejora se diluye o compensa los nuevos precios de la energía, que pegan tanto como los costos de la logística (el transporte que maneja Hugo Moyano).

El terreno laboral también representa una incógnita para la UIA. A la par de la reorganización de la CGT, se le suma cierta incertidumbre por el futuro de Jorge Triaca, el ministro de Trabajo. Su viaje a Europa con sindicalistas no le sirvió para recuperar puntos. Su gestión hoy está bajo examen. Los cambios laborales son claves para la industria.

Fuente: Cronista

Te puede interesar