Omar PEROTTI quiere ser Gobernador de Santa Fe

POLÍTICA Por
En un reportaje que el Senador le concedió al Diario La Opinión, realizó un repaso sobre obras que están en marcha y que no se terminan y manifestó su intención irrenunciable de ser Gobernador de Santa Fe.
8255_boudou_en_rafaela_1_(Copiar)

A continuación la transcripción completa del reportaje que le realizan en La Opinión, con seguridad de haber tenido la posibilidad de entrevistarlo le hubiésemos preguntados una serie de preguntas que PEROTTI habitualmente elude y es por ello que elige medios amigos, pero PEROTTI antes de proclamar su intención de ser Gobernador tendría que responder muchas preguntas, respuestas que con seguridad no quiere dar por que no las puede dar públicamente. 

Ya no es un secreto que el rafaelino Omar Perotti, flamante vicepresidente del Senado nacional, intentará una vez más convertirse en el gobernador de Santa Fe en el 2019, lo que implica que durante este año vuelva a recorrer la amplia geografía de la provincia para tener un diagnóstico de situación, refrescar contactos con referentes partidarios y construir un proyecto de base firme con el cual sustentar sus aspiraciones. 
En este escenario, en la semana que terminó, participó de distintas actividades que incluyeron una visita al obrador del nuevo gasoducto regional ubicado en la zona rural de la vecina Bella Italia y la participación en los actos de apertura del Año Judicial de la Corte Suprema de Justicia provincial, que encabezó su presidente Rafael Gutiérrez, y de asunción del nuevo rector de la Universidad Nacional del Litoral, Enrique Mammarella. 
En su agenda también incluyó una visita a la Redacción del Diario La Opinión  para abordar una agenda ligada a las obras estratégicas para la región, la sequía que afecta gran parte de las áreas agrícolas del país, la posible reforma de la Constitución provincial que alienta un decidido gobernador, Miguel Lifschitz, y su virtual precandidatura a gobernador. 
"Finalmente la construcción del nuevo gasoducto regional se puso en marcha esta semana, lo cual nos genera una gran satisfacción teniendo en cuenta las intensas gestiones que hemos efectuado desde hace unos años para, primero que sea un proyecto, luego logre presupuesto y ahora pueda llevarse a cabo. La obra del nuevo gasoducto está garantizada por el proceso licitatorio y por los más de mil millones de pesos incluidos en el Presupuesto nacional. Se trata de una de las pocas obras en materia de gas natural que cuenta con partidas nacionales para su realización, tras el cambio de criterio de la Nación para que este tipo de iniciativas sean ejecutadas por las empresas concesionarias", afirmó Perotti.  
El legislador nacional consideró que "con el gasoducto troncal entre Recreo, Esperanza, Rafaela y Sunchales en poco más de un año aumentará la disponibilidad de gas natural que, en el caso de nuestra ciudad, permitirá cubrir toda la demanda domiciliaria e industrial". En este sentido, aclaró que "si bien el Parque Industrial cuenta con este servicio, el PAER no lo tiene, por lo que será muy importante para la competitividad de muchas de nuestras empresas". 
Como tarea pendiente, Perotti puntualizó que "faltan gestiones para lograr financiamiento para los gasoductos secundarios que comunique el troncal con los pueblos, como Pilar, Felicia, Nuevo Torino, Bella Italia, Lehmann y Ataliva". Y también "avanzar en un acuerdo con la empresa concesionaria, Litoral Gas, para establecer un plan con el objetivo de financiar la ampliación de las redes domiciliarias en Rafaela, lo que implica la participación de la Municipalidad y de los propios vecinos". Al respecto, la posición es clara: "Litoral Gas tiene la responsabilidad de financiar la ampliación de las redes domiciliarias porque con ello tendrá mayor cantidad de usuarios y su facturación va a crecer, pero es un proceso que aún debe cerrarse". 
Tras destacar que "la actualización de tarifas de gas es un estímulo para la empresa para promover una rápida ampliación de las redes", Perotti expresó que "lo importante con el inicio de la obra del gasoducto es que ya no se habla en un plano abstracto sino que el tendido de caños está en marcha". 
Con respecto a la reconversión de la Ruta Nacional 34 en autopista, el senador nacional anticipó que "en poco tiempo más se acelerará el ritmo de trabajo en el tramo entre Rafaela y Sunchales, que se ralentizó debido a la modificación del proyecto, que establecía inicialmente una autovía pero que pasó a ser una autopista, lo que obliga a un proceso de aprobación en distintos organismos que insumen tiempo". "Está claro que la empresa no puede construir cuando el proyecto definitivo no está aprobado, por eso solo mantuvo el ritmo en la Variante Rafaela, cuando se de luz verde a los planos entonces se acelerarán los trabajos, para lo cual hay partidas disponibles en el Presupuesto nacional". 
"La autopista de la 34, al igual que el gasoducto, son obras estratégicas para la región, tienen fondos en el Presupuesto, están en marcha y eso es positivo. Lo que sí siempre tenemos que hacer un seguimiento de sus avances", resaltó Perotti para luego marcar diferencias con el "demorado proyecto del acueducto para Rafaela". Con cierta ironía lamentó que "a este ritmo se va a terminar después que el gasoducto y la autopista". 
"El proceso del acueducto es una demostración concreta de la mentira a la que hemos sido sometidos los rafaelinos. La primera vez que se gestionó un crédito para esta obra fue a través de la gestión de Miguel Lifschitz. Pero el gobierno del socialismo y el radicalismo que acompañó a Binner y a Bonfatti le dieron la espalda a esta obra. Es recién ahora con Lifschitz que avanzó realmente. Ojalá que el 2018 permita dar pasos concretos con esta obra que tanta falta nos hace", enfatizó Perotti.
Por otra parte, respecto a la sequía que afecta la región y gran parte de la zona agrícola del país, el senador nacional insistió en que "una de las herramientas que inexplicablemente aún no se ha puesto en marcha es el seguro agrícola integral, que pondría a resguardo a los productores de las inundaciones o de las sequías". En tal sentido, admitió que la responsabilidad por la falta de avances alcanza a distintos gobiernos, pero que "no se debe perder tiempo, es ahora cuando el Gobierno nacional debe implementar esta herramienta, tiene todos los recursos para hacerlo, y si necesita el respaldo del Congreso lo va a tener". 
"La política tiene una responsabilidad muy grande en que no se haya avanzado en esta legislación del seguro agrícola", reconoció."Si hemos resuelto que en Argentina el sector de la agroindustria es estratégico y un jugador principal a nivel mundial, entonces hay que darle las herramientas que necesita para sostener esa pretensión. No contar con un seguro agrícola es seguir siendo amateur en un sector donde se invierte mucho dinero", insistió. 

Te puede interesar