Macri espera que los empresarios le digan que están todos del mismo lado

OPINIÓN 08/03/2018 Por
Los cruces entre el Gobierno y la UIA nacieron al calor del activismo comunicacional que varios ministros pusieron en marcha después del retiro de Chapadmalal
miguel-acevedo-eduardo-nogues_crop1520476363263.jpg_258117318

El objetivo original era rebatir el malhumor social causado por el salto en el dólar y la inflación. Pero también se procuró hacer frente a las críticas de analistas y empresarios sobre los pobres resultados generados por el gradualismo fiscal.

La escalada, sin embargo, hizo más ruido del imaginado. Pero en un sentido primario, la Casa Rosada siente que hay un objetivo que se cumplió: generar una reacción en la dirigencia industrial que le permita actualizar la agenda de discusiones, que quedó paralizada el año pasado por las elecciones y la agenda de reformas estructurales.

La posibilidad de tener una reunión cara a cara con la conducción de la UIA será aprovechada por el Gobierno para reclamar nuevo impulso a la discusión de las llamadas mesas sectoriales, el ámbito en donde cada cadena productiva analiza (muchas veces con la participación del propio Presidente) las trabas competitivas que enfrenta su sector, así como las vías de solución posibles.


La Casa Rosada se conformaría con que las empresas le pongan nombre y apellido a algunos de sus problemas, porque creen que de esa forma acompañarían de una manera más efectiva los esfuerzos oficiales por reducir costos de producción. También esperan que los que cuestionan la suba de tarifas, admitan que es la vía más efectiva adoptada para reducir el déficit fiscal. O que mencionen que la suba del dólar (que hace transpirar al BCRA y pone en riesgo la meta inflacionaria) mejoró su inserción externa.

Los industriales, por su lado, tendrán una oportunidad inmejorable para reiterar que el financiamiento en pesos todavía debe bajar más, y que la baja de la presión impositiva provincial aún es una promesa. A Mauricio Macri lo que le importa es que los empresarios hagan saber que están todos del mismo lado.

Fuente: Cronista

Te puede interesar