Inversión Público Privada: la experiencia que Canadá quiere transmitir a la Argentina

POLÍTICA Por
Cuáles son los beneficios de adoptar este tipo de obras con las que Mauricio Macri busca impulsar la economía
macri_con_trudeau_952.jpg_258117318

Darle impulso a las obras de infraestructura es uno de los temas que desvela al presidente Mauricio Macri. Como ingeniero civil, sabe que la obra pública es uno de los sectores clave para acelerar el tibio avance de la economía, además de ser un resultado visible y palpable hacia la sociedad de lo que hizo su gestión, de cara a una posible reelección.

Con este fin, Macri puso en marcha el sistema de Participación Público Privada (PPP), cuyo marco normativo fue aprobado por el Congreso a fines de 2016. Este tipo de acuerdos fomenta la inversión de empresas privadas en obras de infraestructura.

En el presupuesto 2018, el Ministerio de Finanzas definió los primeros 52 proyectos PPP que prevén una inversión de u$s 21.000 millones, que consisten en la construcción corredores viales y líneas de transmisión eléctrica.

Para avanzar en este tipo de acuerdos, Argentina aceptó la propuesta de asesoramiento del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, cuyo país cuenta con más de 20 años de experiencia en la aplicación de acuerdos estratégicos entre el sector público y privado.


En distintos encuentros que mantuvieron, ambos mandatarios analizaron la importancia del tema de Infraestructura para los países y coincidieron en que significa un impulso para la economía, ya que además de crear más puestos de trabajo mejora el clima social y la competitividad.

Con este fin, arribó esta semana a Buenos Aires Mark Romoff, presidente y CEO del PPP Council de Canadá y mantener reuniones con representantes del gobierno nacional, de la provincia de Buenos Aires y la Ciudad, además de representantes del sector privado.
Romoff explicó que su país “utiliza desde hace 25 años este sistema para realizar obras que van desde la construcción de rutas a cárceles y hospitales”. Precisó que en el arranque de este sistema, tomó como ejemplo a países pioneros en el tema como Reino Unido y Australia, por lo que hoy busca hacer lo propio con Argentina.

En qué se beneficia el Gobierno y en qué los privados
Romoff destacó que este tipo de acuerdos es beneficioso para el Gobierno, ya que “tienen resultados en tiempo y forma y se produce un ahorro significativo de dinero”. “A la vez es bueno para la sociedad porque tiene infraestructura, rápido, barato y mejor”, agregó.

En tanto, destacó que el beneficio para el sector privado reside en “la oportunidad de participar en esta nueva generación de proyectos de infraestructura”.

“La infraestructura hace crecer la economía, hace crecer el empleo y hace al país más productivo. Si las calles son lentas y están llenas de gente sentada en sus autos, esa gente no es productiva”, ejemplificó.

En las obras de infraestructura que se crean por PPP, el Estado fija obligaciones, sanciones por incumplimientos y formas de ejecución. El sector privado financia la obra y el pago es a largo plazo.

En las obras de infraestructura que se crean por PPP, el Estado fija obligaciones, sanciones por incumplimientos y formas de ejecución. El sector privado financia la obra y el pago es a largo plazo. Esto es positivo para el Gobierno, no solamente porque puede iniciar las tareas sin contar con los montos, también porque el valor de la obra no figura como deuda pública en momentos en que el Ejecutivo busca, a capa y espada, reducir el déficit fiscal.


Cuando se le plantea a Romoff si los años de corrupción y de endeudamiento que vivió la Argentina pueden generar que muchas firmas privadas no se animen a este tipo de acuerdos con el Estado, fue positivo al sostener que hoy la Argentina “afronta un nuevo día y todos se dan cuenta de eso”.

“La reunión de Macri-Trudeau fue importante y la oficina del primer ministro hizo un reporte de eso. Eso envía un mensaje a Canadá que es que el país está reconstruyendo su relación con Argentina y que la infraestructura es importante”, reveló.

Retornos y paciencia
Romoff destacó que invertir en infraestructura trae retornos y, en contrapartida, cuando no se lo hace o se lo relega por años “la cosa se pone peor”. “Los retornos económicos de invertir en infraestructura son muy importantes. Las empresas estarán más interesadas cuanto más sepan de los proyectos”, confió.

Aconsejó a los ciudadanos “ser pacientes”, ya que esta es una materia en la que los resultados son a largo plazo, aunque terminan cambiando el rumbo de la vida por su impacto en un gran número de personas.

“Tienen que ser pacientes no será instantáneo, lleva tiempo ver los resultados. Los proyectos por ahí no terminan ya pero van a comenzar y eso lleva tiempo”, explicó.

En la actualidad, Argentina figura en el puesto 89 del ranking de calidad de infraestructura que confecciona el World Economic Forum, mientras Canadá se coloca en el 12, Reino Unido en el 8 y Australia en el 18.

Fuente: Cronista

Te puede interesar