“¿Esa que está ahí es Cristina? Yo sabía que no le ibas a fallar a la democracia”

HUMOR Por
Sólo un país de conspiradores podía pensar que una ex Presidente de la calidad institucional de Cristina Kirchner iba a faltar al discurso de Mauricio Macri. No sólo estuvo, sino que aplaudió y lo felicitó al final
La-foto-de-la-nota-04-03-mauricio-macri-1-660x400

"A decir verdad, tuve que mirar dos veces porque estaba con un pañuelo blanco, un vestido muy sencillo, unos anteojos gigantescos que le tapaban la mitad de la cara, pero no tengo dudas: era ella", aseguró el responsable de uno de los balcones donde Cristina Kirchner decidió escuchar el discurso de apertura de las sesiones ordinarias del honorable Congreso de la Nación Argentina. Un lugar que ella conoce muy bien por su pasado como Senadora, luego como Presidenta del país durante 8 años y ahora nuevamente en la Cámara Alta. Como sea, quienes la vieron dicen que escuchó atentamente el discurso del Presidente y opina que se puede ser opositor y reconocer que en 2017 el Producto Bruto creció, que el empleo registrado aumentó y que el salario en blanco le ganó a la inflación. Es que Cristina Kirchner no es más aquella combativa que se negó a entregarle la banda presidencial o la que no votó en las últimas dos elecciones.

"Lo que no entiendo de Mauricio es por qué habló sólo 40 minutos. Si yo hubiera podido mostrar la mitad de sus resultados, le hacía sangrar los oídos a los legisladores y a los 45 millones de argentinos, con un discurso de 10 horas seguidas, mechado con anécdotas de La Casa de Papel que nos tiene cautivados a todos", se la escuchó decir apenas terminó el discurso del Presidente. Quienes manejan información precisa cuentan que la señora salió rauda por una puerta lateral rumbo a su despacho donde la esperaba Marcos Peña para agasajarla como corresponde a la opositora más responsable de este país. Apenas lo vio, lo tomó de las manos, lo miró fijo y le dijo muy preocupada "¿Vos creés que lo agarrarán al profesor o que saldrán con los 2.400 millones de euros de adentro? Mirá que a Boudou le costó con Ciccone". En ese preciso instante, hizo su entrada al despacho el Presidente de la Nación, entonces el Jefe de Gabinete aprovechó para cambiar el ángulo de la conversación "Qué profundo lo que dijo Marcos Di Palma acerca del aborto legal, ¿no?".

Cada vez que le dan a manejar un micrófono a Marcos Di Palma, lo choca. Al opinar sobre la legalización del aborto, dijo que “a los chicos hay que enseñarles a que culeen bien”. Fino como niguiri de boga.


Uno de los principales referentes del kirchnerismo, que presenció el encuentro de ambos mandatarios, se despachó con una frase que resume el sentir de muchos argentinos: "Sin dudas, estamos en un momento bisagra para el país, empujando todos para el mismo lado, con un peronismo más maduro, mucho más unido, a la altura de las circunstancias que atraviesa la Argentina que decidió dejar atrás una historia de clientelismo, para encarar una nueva etapa en sintonía con el mundo, signada por la comprensión. Desde sindicalistas que no quieren más paros ni divisiones, pasando por una nueva camada de líderes sociales decididos a cambiar planes por trabajo real, el que sea, con tal de ayudar". Una secretaria, de las históricas, se seca las lágrimas de la emoción y comenta en voz baja: "Lo que no se pudo lograr en 30 años de democracia, esta vez lo veo posible gracias a la humildad de esta señora", señalando a Cristina, quien ahora está tomada de las manos con Mauricio Macri. "Ella decidió dejar de lado intereses personales para ir por todo, pero esta vez todo significa amor, ese que sale de lo más profundo".

De los creadores de Macri gato, llega MM LPQTP. El hit que suena en los estadios del país “¿Quién diría que la crítica al gobierno partiría del fútbol, el lugar desde el cual el Presidente se lanzó a la política?” Y… lo diría Laclau o una frase de sobrecito de azúcar.


"No les hagas caso Mauricio. A mi me dijeron desde yegua y bipolar, hasta arquitecta egipcia. Te aseguro que esto de los cantitos en las canchas donde todos corean MMLPQTP, responden a algo muy simple: que calaste hondo en lo popular, que te adoptaron como uno de ellos, que te transformaste en un meme". Los más desconfiados aseguran que la ex Presidente adoptó esta postura para esquivar la persecución de la Justicia, pero no, se equivocan. Estamos ante una actualización del sistema operativo de ella misma "Tenemos que dejar de ver fantasmas donde no los hay. ¿Quién te pensás que puede estar detrás de los cantitos, Mauricio? ¿Las barras bravas de los clubes que están calientes porque vas a mandar un listado de 670 indeseables al gobierno ruso para que no puedan entrar al Mundial? Olvidate. ¿Hugo Moyano porque hizo un velorio gigante en la 9 de Julio y no lo llamaste para darle el pésame? Menos." En un giro inesperado, Cristi -como la llaman ahora en los despachos de Casa Rosada- deslizó una frase que dejó pensando a más de uno "Tenés que salir del círculo vicioso, reciclando el significado de MM LPQTP por otro clásico dominguero como 'Mauricio Macri La Provoleta Qué Te Pareció' y con eso llevás el tema para el lado del asado".

“Levanten la mano todos los que se quieren operar de la columna, de hernia de disco o hacerse una cirugía completa en la Argentina sin pagar un peso” dijo Evo Morales esta semana en un discurso y al rato se arrepintió “Los hermanos argentinos tienen razón”


"¿Sabés por qué estoy dispuesta a colaborar con la Argentina que imaginás? Por algo muy simple: si te va bien a vos, nos irá bien a todos", continuó una Cristina cada vez más Churchill. "Si no miren a Evo, que cambió un discurso absolutamente combativo por otro más conciliador. ¿Creen que fue casual? Tuve que levantar el teléfono y explicarle que la Patria Grande que soñamos años atrás con Fidel, Hugo, Rafael y Néstor será grande cuando incluya a todos, incluso a aquellos que estudiaron en el Cardenal Newman o en el Champagnat. Gente de clase alta con campos, jets privados, pisos en Av. Figueroa Alcorta con vista al río y autos alemanes, a los que el peronismo, el chavismo o el castrismo más intransigente, persiguió ideológicamente durante décadas por portación de apellido, tez blanca y esa facilidad para ganar fortunas que tanto resentimiento generó. Pero esa etapa ya fue" continúa esta versión de Cristina mucho más revolucionaria que el Che Guevara. Al fin y al cabo, el otro fue un loquito que no pudo salir del estampado de una remera para cambiar las cosas de manera real, como sí lo está haciendo ella desde su resistencia pacífica.

Monseñor Aguer, fiel discípulo de Torquemada -el primer inquisidor- arremetió contra el Presidente por pronunciarse a favor de debatir la despenalización del aborto. Afirmó que “ni sabe hacerse bien la señal de la cruz, se olvida el Padre Nuestro y confunde a la Virgen María con la de Luján”.


"Me encanta el giro que le diste a tu gobierno Mauricio. Descolocaste a todo el arco político y a la cúpula de la Iglesia con ese militante del feminismo que llevabas dentro y tan bien escondido tenías. El simple hecho de darle libertad de acción a tus legisladores para que debatan en el Congreso un tema tan sensible como la despenalización del aborto, es una jugada brillante. Pero que a menos de una semana de ese hito, te hayas comprometido a enviar al recinto una ley de salario igualitario porque es una locura que las mujeres ganen hasta un 30% menos que los hombres en el siglo XXI, es de una osadía impensada hasta para mí, que me animé a privatizar los derechos humanos pero nunca se me hubiera ocurrido meterme en temas tan jugados. Sos el Simone de Beauvoir de la derecha argentina", le confesó Cristina mientras se despedía con lágrimas en los ojos.

Si van a ahorrar plata no contratando más a los miles de extras que llenan las plazas, de paso háganle ahorrar papelones al Presidente de la Nación. ¿Quién asesora a Macri con estas puestas en escena? ¿Javier Grosman sin presupuesto?


"Cristina, Cristina, ¿estás bien? Vamos, Cristina, me estás asustando", le dice Alicia Kirchner a su cuñada, mientras la intenta levantar del piso. "¡Pero por dios! ¿qué me paso?", pregunta mientras la ayudan a acomodarse en el sillón. "Sufriste un pico de presión, se te fueron los dos ojos para atrás y te desplomaste. Te dije 20 veces que no miraras el discurso de ese insensible que hundió a nuestra Provincia en una profunda crisis en sus 2 primeros años de gestión". Una asistente, que trabaja en la Gobernación de Santa Cruz hace años, le acerca un vaso de agua. La ex Presidente le da un sorbo lento y piensa en voz alta: "Si este tipo hace un 50% de lo que prometió, no volvemos más". La fiel asistente le apoya la mano en el hombro y con la otra le acerca una pastilla a la boca "La de las 16hs, señora".

Te puede interesar