El Gobierno avanza con un recorte de hasta un 30% de cargos y la reestructuración de ministerios

POLÍTICA Por
Mañana se publicará en el Boletín Oficial el decreto reglamentario de la nueva estructura estatal que contempla recortes y nuevos requisitos en la función pública
5a883c3823909_750x421

Será la puesta en práctica de la denominada "reingeniería organizacional" del Gobierno o la cristalización plena del anuncio que hiciera Mauricio Macri en enero pasado de reducción de estructuras del Estado. A partir de mañana se pondrá en marcha un fuerte recorte de hasta un 30% en todos los ministerios y se alistará un nuevo esquema de organización acotada de la función pública.

Según revelaron cinco fuentes calificadas de la Casa Rosada, el decreto reglamentario del DNU que impuso Macri para avanzar con el plan de recortes se publicará mañana en el Boletín Oficial y a partir de allí cada ministerio estará obligado a avanzar con la poda de cargos y estructuras de subsecretarios para arriba.

Hacia abajo, en muchos ministerios ya se empezaron a ejecutar recortes y reacomodamientos de cargos. Pero este decreto viene a imponer el verdadero recorte en las capas jerárquicas.

Tanto el Presidente como la Jefatura de Gabinete y la Secretaría de Legal y Técnica le dieron el visto bueno al decreto reglamentario y así se avanzará en una fuerte reestructuración del Estado que contempla aquel "mensaje de austeridad" que quiere dar Macri hacia la sociedad.


"En línea con los objetivos de Gobierno, estamos planteando una distribución equitativa de los recursos, en el que estén claras las responsabilidades de cada uno, para usar mejor los recursos que tenemos", dijo un ministro que llevó adelante toda esta tarea de "ingeniería organizacional".

Desde diciembre pasado hasta ahora cada ministerio elevó al Ministerio de Modernización y a la Jefatura de Gabinete los acomodamientos y recortes previstos. Con esa información en mano se elaboró el decreto reglamentario que se publicará mañana en el Boletín Oficial.

Entre otras cosas, se contempla una reducción de entre un 25% y un 28% de cargos políticos (secretarios, subsecretarios, directores generales y coordinadores). Esto equivale a, aproximadamente, 1000 cargos y un ahorro previsto por un total de 1.500 millones de pesos.

Varios ministerios consultados alertaron que el ajuste de cargos podría llegar hasta un 30%.

A la vez, en el nuevo organigrama o "raviolera de cargos" -como se conoce al organigrama del Estado, donde cada dependencia oficial es un "raviol"-, el decreto reglamentario sostiene que no podrá haber más de 5 líneas jerárquicas por ministerio. Hasta hoy el máximo era de 6. No obstante, había ministerios en los que el organigrama por debajo de un ministro se extendía hasta llegar a 10 secretarios y subsecretarios respectivamente.

A partir de ahora, cada línea jerárquica deberá tener como mínimo dos cargos bajo su órbita. A la vez, se eliminarán los cargos extraescalafonarios.


"Lo que se busca con este nuevo organigrama de un Estado moderno es que haya mayores controles y agilización de trámites o decisiones dentro del Gobierno", explicó uno de los funcionarios abocados a la redacción del decreto reglamentario.

En este recorte de cargos también se prevé en paralelo un recorte también de entre un 25 y un 30% de la masa salarial.

Según dijeron en Jefatura de Gabinete, se crearán además las "Unidades de Proyectos Especiales". Se trata de estructuras transitorias para gestionar proyectos o programa temporales como, por ejemplo, la realización de la cumbre del G20 en Argentina. Estos proyectos tienen fecha de inicio y finalización. Será de dos años como máximo, prorrogables por autorización de Ley de Presupuesto.

Para poner en marcha todo este mecanismo de "reiningeniería organizacional", el Gobierno armó un equipo de coordinación monitoreado por los vicejefes de Gabinete Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. También intervino el ministro de Modernización Andrés Ibarra y el propio jefe de Gabinete, Marcos Peña, en la puntada final con el visto bueno de Macri.


En el Gobierno lanzarán en los próximos días un mensaje para ratificar este "modelo de austeridad" e invitarán a los otros poderes del Estado y a las administraciones provinciales y municipales a acompañar este camino. "Debemos diseñar reformas que avancen en esta misma dirección, con el objetivo de seguir mejorando la institucionalidad, la integridad y la transparencia en la política", dijo un funcionario allegado a Macri.

Por el momento, el decreto reglamentario de la reforma administrativa que anunció Macri en enero pasado no contempla un recorte o redefinición organizacional en los entes autárquicos.

No obstante, desde la Casa Rosada dijeron que ese será el próximo paso y que ya se está armando una "gran planilla Excel" para echar mano sobre esos entes autárquicos. Es que en el Gobierno creen que allí también hay una sobreabundacia de cargos, superposición de tareas y presupuestos abultados que deberán ajustarse a la nueva ola amarilla de austeridad.

Fuente: Infobae

Te puede interesar