Bancos europeos negocian un préstamo de USD 2.000 millones con el Gobierno

POLÍTICA Por
Aliviaría la búsqueda de financiamiento internacional en los mercados y sería en euros a dos años de plazo. La operación se cerraría en forma inminente
3a4adce90dddf49678456b1ec2b5f1dd

Con la emisión de dos bonos en pesos el último martes, el Gobierno ya se aseguró un poco más del 50% de todo el financiamiento que precisa para el 2018. Pero ahora se le presentó la oportunidad de continuar tomando deuda sin necesidad de emitir nuevos títulos. Un consorcio de tres bancos europeos ofreció un préstamo equivalente a USD 2.000 millones, que irían directamente a las reservas y le permitiría al Gobierno ganar tiempo hasta que se tranquilicen los mercados.

Según pudo averiguar Infobae, la línea crediticia sería a dos años de plazo y sería en euros. La ventaja es que las tasas de interés son más bajas en la eurozona en relación con las que se pagan en Estados Unidos, luego de que la FED decidiera ajustar su política monetaria y lo seguirá haciendo a lo largo del 2018.

La instrumentación del crédito sería a través del esquema conocido como "repo", por el cual el Gobierno emite títulos que sirve de garantía para las entidades. Este tipo de financiamiento fue utilizado ya por el el Gobierno el año pasado, cuando otro grupo de bancos, conformado por el Santander, BBVA, Citi, HSBC, JP Morgan, Deutsche y Nomura prestaron un total de USD 6.000 millones. Aunque la línea se acordó a fines de 2016, recién se desembolsó a mediados del año pasado. Ninguno de estos bancos participará en el nuevo consorcio.


Tomar un nuevo préstamo en forma directa con un grupo de bancos no figuraba originalmente en los planes del ministro de Finanzas, Luis "Toto" Caputo. Sin embargo, la volatilidad de los mercados y el aumento del riesgo país argentino en las últimas semanas complicaron el panorama para el 2018. Por eso, tomar este tipo de financiamiento suena conveniente. Y actuaría como una señal tranquilizadora hacia los inversores, dejando en claro que el Gobierno tiene muchas ventanas abiertas a la hora de financiarse, a pesar de las abultadas necesidades del año.

Un 50% de las necesidades financieras cubiertas

Según reveló la propia cartera de Finanzas, este año habrá que salir a buscar a los mercados -entre el déficit fiscal de 3,2% y la necesidad de cubrir los intereses de la deuda- el equivalente a USD 30.000 millones. La mitad de esa cifra ya se consiguió a través de la primera colocación de bonos en dólares a principios de año (por un elevado monto de USD 9.000 millones) y luego dos emisiones locales en pesos en febrero.


Pero a pesar de haberse adelantado a las necesidades financieras del año (obteniendo el 50% en dos meses), todavía queda un camino para recorrer por delante. Conseguir otros USD 2.000 millones vía un nuevo repo le permitiría al Gobierno concentrarse prácticamente durante todo el año en el mercado local. Y al mismo tiempo esperar sin tanto apuro que mejoren las condiciones para volver a endeudarse a tasas más bajas en el exterior.

Los bonos en dólares volvieron a caer ayer, continuando con la tendencia negativa que mostraron durante todo febrero. Y el riesgo país se elevó a su mayor nivel del año, subiendo 3% hasta los 417 puntos básicos. Este panorama vuelve todavía más necesaria la búsqueda de vías alternativas de crédito, en vez de salir a emitir más deuda en los mercados.

Fuente: Infobae

Te puede interesar