¿Por qué Lifschitz insiste en reformar la Constitución de Santa Fe?

¿Presidente o Gobernador?. Lifschitz busca reformar la Constitución de la Provincia para mantener abiertos dos frentes de juego
0021263535

Sin posibilidades de reelección, el gobernador de Santa Fe busca rearmar un espacio progresista nacional para lo que viene reuniéndose con Margarita Stolbizer y, más recientemente, sumó a Ricardo Alfonsín y Martín Lousteau.

Sin embargo, no se da por vencido con los planes que hace rato tiene en la provincia donde el socialismo tendrá una dura batalla en el 2019, frente al avance de Cambiemos que le quitó gran parte de los socios de la UCR y las chances que no pierde el peronismo.

El Gobernador busca dejar abiertos dos frentes de juego, hacer números y actuar en consecuencia.

En ese contexto, Lifschitz sinceró sus deseos. "Somos herederos de la gloriosa Reforma Universitaria, que en junio cumple 100 años. Y en Santa Fe hay tres reformas pendientes: la política, la del Estado y la Constitucional".

En el primer caso, la provincia tiene boleta única en papel, un adelanto respecto al resto del país y la Nación donde Cambiemos quiere imponer ese sistema, electrónico o no. De todos modos, el socialista pide ahora "una reforma política que garantice la democracia interna, el funcionamiento transparente y el financiamiento de los partidos políticos, que jerarquice su rol como actores de la democracia. Una reforma del Estado para eliminar privilegios y garantizar transparencia y eficacia en el funcionamiento de todos los órganos del Estado".


En el marco del acto "Santa Fe una provincia en marcha", que tuvo lugar en Rosario, y frente a 3500 personas, el gobernador propuso "una reforma de la Constitución para establecer la neutralidad religiosa del Estado, introducir las nuevas instituciones del derecho penal, consagrar nuevos derechos, ampliar derechos sociales y humanos. Incorporar nuevas instancias democráticas y participativas, poner límite a las reelecciones indefinidas, reconocer la autonomía de los municipios y ampliar los períodos de las comunas, eliminar privilegios, una Constitución con más transparencia, más democracia, más derechos y más ecológica y más moderna". El dato son las reelecciones indefinidas: los intendentes tienen derechos que el gobernador no tiene ni siquiera una vez.

Como suele ocurrir, la reelección de quien impulsa la reforma puede ser motivo de disputa por lo que, como también es usual, Lifschitz se adelantó y dijo que le gustaría ir por otro mandato pero sólo si "hay consenso".

Junto con Mendoza, Santa Fe es la única provincia que no habilita la reelección inmediata de su gobernador.

Con información de Infobae

Redacción

Daniel MAKENA. Jefe de Redacción

Te puede interesar