El Gobierno toma distancia de la propuesta de detener los partidos si insultan al presidente Mauricio Macri

DEPORTES Por
El secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj y el director de seguridad en espectáculos futbolísticos Guillermo Madero coincidieron en que no es apropiada esa medida
river

La propuesta se conoció en las últimas horas y rápidamente inicio el debate: ¿se deben suspender los partidos cuando las hinchadas insultan al presidente Mauricio Macri? Desde el Gobierno ya mostraron su postura y advirtieron que no consideran atinado llevar a cabo tal medida.

El director de seguridad en espectáculos futbolísticos del Ministerio de Seguridad Guillermo Madero mostró su desacuerdo con la propuesta que incentivó Guillermo Marconi, titular de uno de los dos gremios arbitrales del fútbol profesional.

"Desde el Ministerio de Seguridad por supuesto que no se alienta parar los partidos por los cantitos, pero obviamente creemos que hay que respetar la investidura presidencial. Es lo mismo que chiflar un himno en un estadio", señaló Madero en diálogo con el programa radial Novaresio 910 que se emite por La Red.


El funcionario, a cargo del programa Tribuna Segura, señaló que la determinación de suspender el encuentro los árbitros sólo la deben tomar cuando "hay cantos xenófobos o discriminatorios", según un convenio que se realizó con el INADI. "Esto sería más un insulto a una investidura, pero no es motivo ni causal para que un árbitro detenga un partido", argumentó.

"Hay que tener respeto por las instituciones, por los símbolos patrios, pero no hay que mezclarlo", agregó Madero.

El representante de la cartera deslizó que estos cantos en contra de el Presidente que en las últimas fechas se replicaron en las tribunas de Independiente, River, San Lorenzo, Gimnasia de La Plata y Huracán, entre otros, podrían estar emparentados a la tarea que realizan contra la violencia en el fútbol.

"Hemos emprendido una lucha muy grande contra las Barras y las mafias, creo que eso no ha gustado. Hay más de 700 personas que están en nuestra lista de restringidos y no pueden ingresar a los estadios. Creo que eso hay creado un mal ambiente en el tema y un enojo. Estas cosas, en general, no son casuales", explicó.


En una postura similar se paró el secretario de Derechos Humanos de la Nación Claudio Avruj con una serie de publicaciones en Twitter: "La iniciativa de suspender un partido por algún tipo de insulto aislado, no es atinada. Nosotros respetamos y estamos a favor de la libertad de expresión en cualquier ámbito".

El dirigente político alentó el "respeto a la investidura de todos los presidentes", pero aclaró: "Eso no implica censurar ninguna manifestación. Debemos defender la libertad de siempre. Nos guste o no lo que se manifiesta siempre y cuando sea sin violencia y sin discriminación".


Cabe destacar que la discusión se instaló en las últimas horas a partir de las declaraciones de Marconi, a cargo del gremio arbitral SADRA, advirtiendo que plantearían la posibilidad de frenar los encuentros si se repiten los insultos al primer mandatario. Federico Beligoy, secretario general de la AAA, el otro sindicato de los jueces de fútbol, se mostró en contra de la propuesta.

Finalmente, el tema no avanzará en la AFA y los árbitros no tomarían ninguna determinación ante los cánticos. "Me comuniqué con Claudio Tapia, presidente de la AFA, quien me indicó que entienden que es un tema político, por lo que no se suspenderán los partidos si se repiten estas situaciones", le explicó Marconi a este medio.

Fuente: Infobae

Te puede interesar