Macri-Moyano: la pelea que puede debilitar al camionero o unir a la CGT

OPINIÓN Por
Está claro que llevar a cabo cualquier cambio que involucre lo laboral para el Gobierno estará lejos de ser una tarea sencilla
hugomoyano.jpg_258117318

Las peleas de fondo que por estos días tienen como protagonistas al secretario general de la Federación de Choferes de Camiones, Hugo Moyano, y al presidente Mauricio Macri, son solo un tanteo, una especie de primer round de una pelea de box.

Macri negó que exista una persecución contra gremialistas por parte del Gobierno y aseguró que Moyano debe acudir a la Justicia en lugar de "ponerse nervioso" y "meterse con una persona de 87 años que est retirada", en alusión a su padre, Franco Macri. Moyano, lejos de quedarse callado, le respondió con una carta durísima donde sostuvo que el Jefe de Estado debería ser "consciente que con la reforma previsional mintió y perjudicó gravemente a millones de jubilados argentinos".

El Gobierno en líneas generales comenzó a experimentar con reformas que se reclaman desde la sociedad, como la impositiva, pero está visto que, por los logros, entre lo que se desea y lo que se puede hay una distancia más que importante. La modernización del Estado o la reformulación del mismo llevan consigo cambios realmente profundos, cambios culturales que tal vez la sociedad los pide pero que al mismo tiempo no los acepta. Y en el medio de los cambios propuestos emergen dos reformas realmente sensibles: la previsional y la laboral (casi descartada si se la plantea como tal).

Si un cambio relativamente mínimo en el cálculo de las jubilaciones generó un dolor de cabeza para el Gobierno, cualquier baja en los derechos adquiridos de los trabajadores puede convertirse en un buen argumento para que los sindicatos vuelvan a mostrarse unidos y fortificados a pesar de sus eternas diferencias.

Fuente: Cronista

Te puede interesar