La inflación argentina es seis veces más alta que la de los países vecinos

ECONOMÍA Por
El INDEC informó un alza de precios de 24,8% en 2017. En Brasil, Chile, Uruguay y Paraguay promedió menos de 4% anua
43540_rosario

El Gobierno argentino destacó el sendero de desaceleración de los precios de la economía doméstica. Desde un 40,3% anual de inflación en 2016, y con una exhaustiva tarea del BCRA por frenar la escalada de precios con altas tasas, el alza se redujo a un 24,8% en 2017, según informó el INDEC.

Sin embargo, las dificultades para encauzar la carestía de precios en la Argentina continúan superando los esfuerzos y los cálculos oficiales. La meta inflacionaria del BCRA de 17% se vio desbordada el año pasado. La de este año se elevó del rango de 8-12 al 15 por ciento anual. Y pocos analistas del sector privado confían en que aún esta meta más laxa llegue a cumplirse

Para rebatir cualquier optimismo exagerado sobre la reducción de la inflación basta observar lo que ocurre en la región. Argentina mantiene la inflación más alta, solo superada por Venezuela, sumida en una profunda crisis. Comparado con los países vecinos –Uruguay, Brasil, Chile, Paraguay y Bolivia-, Argentina aún exhibe una inflación entre seis y siete veces superior, frente al promedio de 3,8 por ciento

La mayoría de los países de la región alineó el incremento de los precios internos con los parámetros internacionales. En los EEUU el alza anual de precios se sitúa en un 2,1%, un 2,2% para la Zona Euro (en Alemania, un 1,8%) y 1,7% anual en China.

VENEZUELA

Venezuela es una penosa excepción: cerró el año 2017 con una inflación acumulada del 2.616%, según cifras reveladas por la Asamblea Nacional, que calculó en 85% la inflación solo en el mes de diciembre. El país caribeño es el único en el mundo con hiperinflación, por encima del 50% anual.

Cabe recordar que el Parlamento venezolano es la única institución oficial que publica cifras de inflación, después de que el Banco Central dejó de ofrecer números sobre este y otros indicadores económicos en 2015.

 En Venezuela la hiperinflación se encamina a superar el 10.000% anual

El presidente de la comisión legislativa de Finanzas, José Guerra, explicó la inflación desbocada por "la impresión de dinero del Banco Central de Venezuela (BCV) para financiar el déficit del Gobierno", pues "el 70% del déficit del Gobierno venezolano para el año 2017 fue financiado con impresión de dinero. La inflación es distinta a la hiperinflación porque la inflación dentro de todo es normal. Una hiperinflación es insoportable. Es la ruina de un país".

MÉXICO

Detrás de Argentina, segundo en el escalafón continental, sigue México, que concluyó 2017 con 6,77% de inflación, la más alta desde el 2000, resultado motivado por el alza en el precio de los combustibles, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). En enero de 2017, el gobierno mexicano realizó un alza en el precio de los combustibles de entre el 14 y 20 por ciento, el llamado "gasolinazo", que desencadenó una subida generalizada de precios en muchos rubros.

Un dato más halagüeño para México es que el índice de precios subyacentes, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general debido a que elimina artículos de alta volatilidad, cerró con la tasa anual en el 4,87%, un porcentaje igualmente alto cuando México registró una inflación 3,36% el 2016 y del 2,13% en 2015.

El Banco Central mexicano se fijó una meta de inflación de 3% anual, para lo que elevó la tasa de interés de referencia en 7,25%, cuatro veces menos que en la Argentina. Se esperan niveles cercanos a estas cifras para finales de 2018, y que fluctúe alrededor de la misma en 2019.

URUGUAY

El Índice de Precios al Consumo (IPC) de Uruguay mostró una inflación acumulada en los últimos 12 meses de 6,55%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) oriental. Aunque alta en la comparación regional, no deja de ser un buen dato el de la evolución de precios del país vecino, que había cerrado en 8,1% el 2016, pues se trató de lainflación más baja desde 2009.  El Banco Central (BCU) había fijado una meta de inflación en el rango de 3 a 7 por ciento

PARAGUAY

Paraguay terminó el 2017 con una inflación de 4,5%, un alza impulsada principalmente por los alimentos y en particular la carne vacuna, que se ubicó en el rango superior de la meta prevista por la entidad. La suba de precios se ubicó por encima del 3,9% verificado en 2016.

 Brasil registró su inflación más baja en 19 años, y Uruguay y Colombia, la menor en 8 años

La cifra fue levemente superior a la de 4,2% anunciada a mediados de diciembre por el titular del Banco Central paraguayo, Carlos Fernández Valdovinos, quien además pronosticó una suba de cerca de 4% para todo el 2018. En el país vecino, la meta de inflación estipulada por el Banco Central es de 4%, con un margen de error de 2 puntoshacia arriba o abajo.

En cuanto a la inflación subyacente, que excluye de la canasta del IPC las frutas y verduras, ésta alcanzó un 3,6 por ciento.

COLOMBIA

La inflación en Colombia en 2017 fue del 4,09%, un 1,66 punto porcentual menos que la cifra reportada en 2016, de 5,75 por ciento.

"Buenas noticias para los hogares del país, inflación fue del 4,09% en 2017, 1,66 % menos que en 2016. Esto es mayor poder adquisitivo para los colombianos. El salario mínimoaumentó 1,81% por encima", aseguró el presidente Juan Manuel Santos en un mensaje difundido en su cuenta de Twitter.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) informó que en 2017, el grupo de gasto que registró la mayor variación fue el de diversión con 7,69%, unos 3,64 puntos porcentuales más que en el 2016. La educación y las comunicaciones tuvieron también una variación positiva de 7,41% y 6,43%, respectivamente.

BRASIL

El gobierno de Michel Temer consiguió que la mayor economía de América Latina registrara en 2017 su menor inflación en 19 años gracias a la fuerte caída del precio de los alimentos en dicho periodo.

El índice de inflación de Brasil se situó el año pasado en el 2,95%, un dato 3,34 puntos porcentuales inferior al de 2016, cuando el indicador alcanzó el 6,29%, y supuso el menor incremento de precios en el país desde 1998, cuando fue del 1,65 por ciento.

 En Brasil preocupa que la inflación quedó debajo la meta oficial por primera vez desde 1999

Hasta preocupa al gobierno que los precios cerraron en 2017 por debajo del pisomarcado por el Ejecutivo por primera vez desde 1999, cuando fue creado el sistema de metas de inflación en Brasil. Por ese motivo, el presidente del Banco Central, Ilan Goldfajn, deberá justificar las razones de incumplimiento en una carta abierta al ministro de Hacienda, Henrique Meirelles. La fuerte caída de la inflación el año pasado otorgó libertad al Banco Central para bajar las tasas de intereses hasta el 7%, su mínimo histórico, con el fin de estimular el consumo y reactivar la economía después de dos años de profunda recesión.

Según el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), la inflación llegó al 10,67% en 2015, su mayor nivel en 12 años, y tan sólo dos años después cayó hasta el 2,95%, por debajo de la meta oficial del 4,5%, con un margen de tolerancia de un punto y medio porcentual hacia arriba o hacia abajo.

En el marco de una cosecha récord, la inflación se vio contenida por el grupo de alimentos y bebidas, responsable por un cuarto de los gastos de las familias y que registró su primera caída anual desde la aplicación en 1994 del Plan Real, un programa de ajuste lanzado por el entonces presidente Itamar Franco para abatir la hiperinflación.

BOLIVIA

El índice de precios de consumo (IPC) anual en Bolivia se situó a fines de 2017 en 2,71%, por debajo de la proyección inicial del gobierno de Evo Morales, de 5,03 por ciento. El Instituto Nacional de Estadística (INE) boliviano explicó que la suba de precios estuvo incidida por el aumento en los capítulos de transporte y restaurantes y hoteles.

En 2016, la inflación boliviana cerró en 4% y para el 2018 la previsión oficial es que llegue a 4,49%, mientras que se proyecta un 4,7% para el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB).

CHILE

En Chile también puede hablarse de satisfacción oficial por la evolución de los precios, que en 2017 redondeó un 2,3%, la tasa más baja en cinco años.

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) chileno destacó que la tasa del 2,3% se compara con el 2,7% en que cerró la inflación del país en 2016 y se mantiene por debajo de la media del rango meta del Banco Central, de entre un 2% y 4% para un horizonte de dos años. El emisor trasandino prevé que la tasa se aproxime al 3% recién en el segundo semestre del 2018.

La suba de los hidrocarburos, de los cuales Chile es importador neto, influyó en la inflación general. El IPC subyacente, que excluye los combustibles, las frutas y verduras frescas, apuntó un incremento de 1,9% en 2017.

PERÚ

La dinámica de precios en Perú causa genuina envidia en la Argentina, pues la subaanual de la inflación es comparable a la de un solo mes en nuestro país. La inflación de Perú ascendió a 1,36% en 2017, la más baja desde 2009, con una tasa promedio mensual de 0,11 por ciento.

El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) peruano comunicó que hubo cuatro grupos de consumo que incidieron en el resultado: Esparcimiento, Diversión, Servicios Culturales y Enseñanza. Este último trepó 3,83% por el alza en la pensión de enseñanza universitaria y básica no estatal.

 En 2017 Chile tuvo la inflación más baja en 5 años y Ecuador registró deflación por primera vez

También Alquiler de Vivienda, Combustibles y Electricidad subió 3,0% por una mayor tarifa de agua potable y del gas propano doméstico. Asimismo, el incremento de Alimentos y Bebidas en 0,31% debido al aumento en el precio del menú en restaurantes, cerveza blanca, bebidas gaseosas y huevos de gallina; y de Otros Bienes y Servicios en 1,70% por el alza en el precio del papel higiénico y cigarrillo rubio.

ECUADOR

Puede afirmarse que Ecuador es el campeón de América en cuanto a inflación, un título que muchos gobiernos codiciarían. El ecuatoriano Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) informó una deflación marginal de -0,2% a lo largo de 2017, resultado negativo por primera vez en su historia. En 2016 el indicador anualizado había totalizado un 1,12% en doce meses.

Hay que aclarar que la continuidad de un proceso deflacionario es nocivo para la economía, como resultado de una oferta de bienes y servicios superior a la demanda. A su vez, la expectativa de que "los precios van a bajar" reduce el consumo, afecta a la actividad general y decanta en menores inversiones y recesión. Un círculo vicioso que Argentina experimentó entre 1999 y 2001.

Durante 2017, el índice de inflación en Ecuador registró cifras negativas en junio (-0,58%), julio (-0,14%), septiembre (-0,15%), octubre (-0,14%) y noviembre (-0,27%). Con una economía dolarizada, el gobierno de Lenín Moreno estimó para 2018 una inflación 1,38 por ciento.

Fuente: Infobae

Te puede interesar