Solo el 20% de las mujeres inicia juicios contra el sistema de riesgos del trabajo

ECONOMÍA Por
El 80% de las demandas son presentadas por la población masculina, según la SRT. Apenas el 5% de los siniestros protagonizados por mujeres resultan mortales
cc080817n020f05_crop1502152784448.jpg_258117318

Pese a que representan más del 40% de la masa laboral del sector formal de la economía, las mujeres protagonizan apenas uno de cuatro accidentes en ocasión de trabajo e involucran poco más del 5% de los casos mortales en relación con la población de varones. Además, en el análisis del escenario de creciente litigiosidad que enfrenta el régimen de riesgos del trabajo (ART) sobresale el hecho de que solo el 20% de los juicios contra el sistema son iniciados por trabajadoras mujeres, contra el 80% de las demandas formuladas por el personal masculino.

Los datos surgen del primer informe de género efectuado por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT), correspondientes al período enero-marzo último, que busca evaluar la situación de varones y mujeres en el mundo del trabajo, sus diferentes condiciones laborales y de ingresos y cómo esas características repercuten en su salud.


Según el relevamiento del organismo oficial, durante el primer trimestre de 2017 del total de accidentes y enfermedades laborales notificadas el 73,7% afectaron a la población de varones, mientras que el 26,3% restante involucró a una trabajadora mujer.

En cuanto a los varones, que representan el 59% de la masa laboral, los accidentes en ocasión de trabajo explicaron el 73% de los casos, mientras que en la población femenina (el 41% del total de trabajadores) cobraron mayor relevancia los accidentes in itinere, es decir los que se producen en el trayecto al lugar de trabajo, alcanzando el 35% de los siniestros notificados.

Por otra parte, en materia de litigiosidad y sobre un total de 26.818 juicios iniciados en el período, el informe destacó que en el 80% de los casos los demandantes son varones, y de éstos, casi en su totalidad se trata de trabajadores de unidades productivas. En los juicios en los que las demandantes son mujeres, que representan el 20%, el 92% de los casos son de trabajadoras de unidades productivas, y el 8% de trabajadoras de casas particulares.

El promedio de edad al momento del accidente del trabajador que inició una demanda laboral es de 38,6 años en los varones, y 41 años en las mujeres. Al considerar en conjunto los niveles de cobertura, accidentabilidad y litigiosidad del sistema, la SRT detectó que la población masculina dentro del régimen es más joven que la de mujeres (en promedio 40 años); que tienden a accidentarse los hombres más jóvenes (una media de edad de 36 años); e inician juicio aquellos que se accidentan a los 39 años promedio.

Siguiendo la accidentabilidad laboral diferencial de hombres y mujeres, el 32,8% de los expedientes judiciales en los que la demandante es una trabajadora, la contingencia reclamada es por un accidente in itinere, y en el 42% de los casos la presentación se vincula con un accidente de trabajo. En contrapartida, entre los varones las demandas por accidentes de trabajo representan el 56% de los juicios, mientras que por siniestros in itinere el 19%. Por su parte, las enfermedades profesionales explican el 25% de los juicios en ambos grupos.

Fuente: Cronista

Te puede interesar