La AFIP es el mayor financista del mercado a las Pyme: $287 mil millones

ECONOMÍA Por
Cerró 2017 con un crecimiento de los recursos tributarios superior al esperado por la mayor inflación respecto de la presupuestada y la suba del PBI. Facilidades al contribuyente
afip

El máximo director de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Alberto Abad, hace docencia todos los comienzos de mes con los periodistas, con su insistencia al hablar de la recaudación de impuestos y de la presión tributaria de "ciudadanos", en lugar de "contribuyentes", para dejar en claro que los impuestos siempre lo pagan las personas, sean directores y contables de las empresas, o, principalmente en cantidad, personas físicas, no sólo cada vez que consumen de modo indirecto y a través de los precios, sino fundamentalmente de modo directo, como inscriptos en Ganancias; Monotributista o Autónomo, o en en el caso del Impuesto a los Bienes Personales.

Pero ayer, al hacer un balance de la recaudación tributaria en todo 2017, con un crecimiento en varios puntos porcentuales superior al agregado de la tasa de inflación y el aumento de la actividad, como en el caso del IVA, agregó un ejemplo claro del beneficio que representa para las pequeñas y medianas empresas contar con una AFIP que no sólo se ocupa de recaudar, sino también de dar crédito y facilidades a quienes no pueden pagar las obligaciones tributarias por factores puntuales de mercado que pueden ser superados: "La AFIP financia al sector privado en más de $287.000 millones, más de la tercera parte del total de préstamos del sistema financiero, a través de 1,9 millones de planes de facilidades de pago, de los cuales el 49% fueron suscriptos por Pymes", resaltó Abad.

"Somos los únicos que estamos en condiciones de dar facilidades de pago a quienes transitoriamente se atrasan en el pago de impuestos, porque por esa condición no califican para acceder a un crédito. Además el ciudadano sabe que si va a una entidad a pedirle un préstamo le va a cobrar más caro; y le va a pedir diversas garantía", explicó Abad.
Hoy la tasa máxima que cobra la AFIP a un contribuyente que adhiere a los planes de facilidad es de pago no puede superar en 2,7 puntos porcentuales a la tasa máxima que el Banco Nación le pagan a un depositante a plazo fijo en pesos.

"Sólo desde el Estado se le puede dar una mano a quien no puede pagar los impuestos, para que salga de esa situación. Y la respuesta es que hay un alto grado de cumplimiento de los planes de facilidades, porque sabe que si no paga se le cae el beneficio; y que empeorará sus relaciones con proveedores y bancos; y por tanto con sus empleados", resaltó el director de la AFIP.
6 factores que impulsaron la recaudación en 2017

Los recursos tributarios tributarios aumentaron en diciembre último, neto del efecto del blanqueo de activos que "infló" en $91.000 millones los ingresos de un año antes; y en unos $116.000 millones los de todo 2016, entre 3 y 5 puntos porcentuales a la tasa de inflación de esos períodos.

En la AFIP identificaron al menos 6 factores que explicaron semejante mejora: tales como:

1. Planes de facilidades de pagos: posibilitaron que más contribuyentes se fueran poniendo al día con las obligaciones tributarias.

2. Devoluciones de impuestos. Se restituyeron $29.340 millones más que el año anterior, a quienes estaban al día con el cumplimiento de sus obligaciones tributarias. "En diciembre bajaron 6,3% las devoluciones porque estamos al día, ´salen con fritas a quien los reclama", dijo Abad. Mientras que los reintegros se multiplicaron por cinco.

3. Aumento de la base de pago a los Bienes Personales: Con la exteriorización de activos no declarados en el país que se inició en agosto de 2016 y terminó en marzo 2017, y pese a haber aumentado fuertemente el mínimo no imponible, se duplicó la base total de tributación, unos USD 110.000 millones; y se multiplicó por seis en el caso particular de los residentes en el exterior.

4. Aumento del total de contribuyentes: Con la exteriorización de activos y la recuperación de la senda de crecimiento de la economía en su conjunto los aportantes al régimen general de impuestos se elevó 2%, unos 30.000 CUIT, pese a que la franja de autónomos se redujo en 17.400; el total de monotributistas, únicos se incrementó en 86.000 y como actividad principal o secundaria en 320 mil; y en el Impuesto a los Bienes Personales también un 10%, en 90.000 casos. Sumaron 440.000 adicionales, a 3,47 millones.

5. Disminución de la presión tributaria. "La reducción de la carga impositiva en poco más de dos puntos porcentuales desde el cambio de Gobierno, de un récord de 26,27% del PBI en 2015 a 24,25% en el último año" fue otro factor que argumentó el director de la AFIP, Alberto Abad, para explicar el crecimiento real de la recaudación. "Significó dejar de cobrar por cambios normativos $208.000 millones, o dejar en manos de los contribuyentes ese monto, a través del incremento de las deducciones y consecuente suba del mínimo no imponible", agregó el funcionario.

6. Mayor cumplimiento del pago de IVA. "El estar al día con el sistema tributario, junto a la mayor eficiencia en la fiscalización y el recupero de la actividad económica general, se tradujo en un crecimiento de lo percibido por el Impuesto al Valor Agregado en más de 4 puntos porcentuales respecto de lo esperado por el aumento del PBI; y nos permitió casi duplicar la suma de devoluciones y reintegros de impuestos a exportadores", dijo Abad.

Para el corriente año en la AFIP esperan un modesto cambio en la estructura impositiva, pese a las modificaciones aprobadas por el Congreso a la reforma tributaria que propuso el Poder Ejecutivo Nacional, porque no sólo sus efectos serán graduales, con un efecto neto de poco más de 1,1% del PBI en 4 años; sino porque el mayor esfuerzo recaerá sobre las arcas provinciales.

Fuente: Infobae

Te puede interesar