Sólo tres lugares habilitados para las "fiestas" de Navidad

Este año tres lugares fueron habilitados para la realización de fiestas en la madrugada de Navidad: el club de Planeadores, el Aero Club Rafaela y el predio ubicado en Jorge Newbery y Avda. Santa Fe, el exclub Federal. En este último lugar la fiesta será sólo para mayores de 21 años.
0010501141
El Aero Club es uno de los lugares habilitado por la Municipalidad

Las celebraciones para darle la bienvenida a la Navidad son un clásico de la ciudad. Generalmente se realizan en lugares abiertos, al aire libre y con amplia capacidad para el desplazamiento de personas. Este año tres lugares fueron habilitados para la realización de fiestas en la madrugada de Navidad: el club de Planeadores, el Aero Club Rafaela y el predio ubicado en Jorge Newbery y Avda. Santa Fe, el exclub Federal. En este último lugar la fiesta será sólo para mayores de 21 años.
La experiencia del 1 de enero de este año encendió muchas luces de alerta en el edificio municipal. La excepcional tormenta que se abatió sobre la ciudad justamente en el horario en que terminaban las fiestas organizadas para recibir el año puso severamente a prueba la seguridad de esos lugares. Ningún simulacro previo, por mejor organizado que estuviera, podría haber anticipado las condiciones absolutamente realistas en que hubo que desalojar a miles de jóvenes que venían de varias de horas de ingestas de alimentos y bebidas, y de divertirse bailando al aire libre luego de una jornada absolutamente agobiante, mientras un formidable temporal de viento, lluvia y descargas eléctricas se iba incubando en el horizonte, para descargar toda su furia justamente en el horario de finalización del evento.
No hubo que lamentar desgracias ese día gracias a la Providencia divina, pero también porque algunos –no todos- de los protocolos previstos se pusieron en práctica con efectividad. Sin embargo, de cara a las nuevas autorizaciones, el municipio no puede ni debe pemitirse ni permitir concesiones que no tengan en cuenta un escenario de similares condiciones.
En ese sentido, debe destacarse que en esta oportunidad el municipio se puso a la altura de las circunstancias. Algunos pedidos que no cumplían con los requisitos necesarios no fueron aprobados.  "Se tratan de eventos que reúnen a muchísima gente y que tienen un alto riesgo organizativo, por lo cual tenemos la obligación de pedir que se cumplan con todos los requisitos que las normativas establecen", dijo Eduardo López, secretario de Gobierno y Ciudadanía, al ser consultado sobre el tema.
"A todas las tramitaciones que tiene que ver con habilitaciones, controles, darles la formalidad según las normas y ordenanzas, de modo que esté garantizada la seguridad de los eventos. Nosotros tenemos la obligación de garantizar que la persona, cuando va a un determinado evento, sepa que ese evento tiene todos los permisos, las habilitaciones, las correspondientes certificaciones, en tiempo y en forma según lo que dicen las ordenanzas. Se trata de aplicar el ejercicio del poder de control del Estado en forma normal. No hay nada anormal en lo que estuvimos haciendo en estos días", apuntó López.
La ordenanza que reglamenta los espectáculos nocturnos tiene una importante cantidad de requisitos. "Hay que contar con pólizas de seguro, certificados de reincidencia, certificados de la AFIP, planos con la delimitación de las vías de entrada, de evacuación, estacionamientos, sanitarios, áreas de expendio de bebidas, cuestiones vinculadas a la seguridad interna y externa, con presencia de adicionales de policía para garantizar la seguridad exterior. Tambien hay que prevenir los riesgos sanitarios, los riesgos eléctricos, se hacen pruebas con los equipos de bromatología; con los equipos técnicos de uso conforme para ver si lo especificado en los planos en materia de higiene y seguridad está cubierto, desde lo estructural hasta lo edilicio, matafuegos, etc", enumeró el funcionario.
Las últimas verificaciones se van a realizar el mismo domingo, con una inspección sobre el terreno para verificar las condiciones en las que se encuentran los predios. En los tres casos los organizadores tienen experiencia en este tipo de eventos. Además, se verificarán también las condiciones de los equipos de sonido. "Cuando terminemos de controlar todo y verifiquemos que se cumplen con los requisitos y normas, recién ahí damos el permiso definitivo", puntualizó López. "Por supuesto que durante la noche puede ocurrir alguna situación que obligue a actuar, porque vamos a tener a nuestros inspectores trabajando. Las odenanzas dicen claramente lo que hay que hacer: nuestro compromiso es que se cumplimenten todos los requerimientos necesarios. Son eventos de muchísima convocatoria".
Se estima que sólo en los eventos de Aero Club y Club de Planeadores habrá unas 6 mil personas como mínimo en los parques del Aeródromo. Si bien son dos fiestas separadas, el flujo de tránsito será hacia un mismo sector. Por eso se ha previsto un "circuito" para los autos: mientras sea el horario de entrada, se tomará una mano de la calzada de la calle colectora para automóviles y motos, y otra mano para peatones. Habrá amplios lugares para estacionamientos, pero aquellos que vayan a llevar a un familiar en auto y regresen –incluso los remises- deberán subir a la ruta 34, estimándose que a esa hora de la madrugada navideña el tránsito por la congestionada carretera nacional será mucho menor al habitual.  No se permitirá el tránsito por las calles que comunican a las dos colectoras a la altura del aeródromo y también habrá puestos de ordenamiento del tránsito en los acceso a los barrios Villa Aero Club y Villa Los Álamos.
En la previa, todo está preparado para que las fiestas se vivan con la mayor seguridad para quienes concurran. En este caso es destacable que el municipio haya decidido ajustar todos los detalles en lo referido a las habilitaciones y controles, para no permitir improvisaciones que puedan conducir a resultados no deseados. El resto correrá por cuenta de los organizadores y de los propios participantes en estos eventos, que con su comportamiento también deberán contribuir a que todo sea una fiesta.

Fuente: Castellanos

Redacción

Daniel MAKENA. Jefe de Redacción

Te puede interesar