El peligro de que en Rafaela tengamos nuestra propia grieta

EDITORIAL Por
El sentimiento de revancha se percibe entre los dirigentes de Cambiemos y el oficialismo puede estar tentado en responder de manera poca ortodoxa
grieta rafaela

Los acontecimientos vividos el Jueves pasado en la puerta del Palacio Municipal en donde los Concejales de Cambiemos fueron agredidos, específicamente Leonardo VIOTTI y Raúl BONINO, nos dejó a todos una sensación por demás amarga y preocupante.

En Rafaela se esta armando una "grieta" que no nos merecemos.

Rafaela sigue siendo un "pueblo chico", todos nos conocemos, nos cruzamos en la calle, en el supermercado o en el café. Sería un grave error que nos miremos en el espejo nacional y que actuáramos como algún "gurú" lo explique en algunos de sus manuales.

En Rafaela tenemos nuestra propia idiosincrasia, nuestra costumbres, nuestra tradición y por sobre todo una manera de ser que es destacada por aquellos que nos visitan y nos tratan habitualmente.

Hay que dejar de lado el "revanchismo", hay que actuar en beneficio de la Ciudad y no en el propio. Las apetencias personales tienen que darle paso a los temas que benefician a la Ciudad y al conjunto de los Rafaelinos.

Cambiemos logro su objetivo en el Concejo y "humillo" al peronismo y estos aunque no lo admitan nunca lograron comenzar a imponer la protesta como una metodología que tiene toda la intención de quedarse. Que la Concejal GARRAPA se encontrara junto a los manifestantes en el mismo momento de las agresiones del Jueves, es un hecho lo suficientemente significativo como para creer que fue fortuito y si así lo hubiese sido, su rol de Concejal tendría que haber sido lo enérgico y contundente como para frenar tan lamentable agresión.

Unos y otros están muy tentados en acrecentar una grieta que asoma y asusta. Ojalá prime la razón y el sentido común, ojalá los dirigentes políticos dejen de lado sus intereses personales para ocuparse de los verdaderos problemas de la gente, de los que con su voto les dieron un mandato, mandato que con seguridad no fue de revancha ni de odio.

Te puede interesar