El récord de reservas y el aumento de la deuda, la economía por la que transita el gobierno de Macri

OPINIÓN Por
A pesar de que Cristina Kirchner hace dos años que dejó la Casa Rosada, la Argentina comenzó hace muy poco a transitar los primeros 100 días de gobierno de Mauricio Macri. Lo hizo el día que las elecciones confirmaron que Cambiemos ganó con Carrió y con Bullrich, y que además se impuso en provincias como Santa Fe y Salta, por ejemplo
_mg_2527

Pero la vara baja que dejó el kirchnerismo es varios aspectos no termina de conformar a los mercados para que lluevan las inversiones. Entonces, a pesar del incremento de reservas, se sigue tomando deuda.

Ayer el Banco Central informó que las reservas internacionales finalizaron en u$s 55.002 millones, un aumento de u$s 403 millones en el día, con lo que superó el récord histórico de u$s 54.750 millones. Al dato, positivo por cierto, se le sumó otro que empieza a preocupar a los analistas: los números de la deuda.

Según informó el Ministerio de Finanzas, la deuda pública se incrementó en u$s 18.343 millones en el primer semestre y ascendió a u$s 293.789 millones y llega al 53,7% del PBI. Este porcentaje, debido a la mejora de la economía, es sutilmente menor al 54,2% que representaba en 2016.

Sin embargo, los mercados también miran un poco más allá. Y más allá ven que el porcentaje de deuda sobre PBI es un buen número pero si se tiene en cuenta el retraso cambiario, la situación cambia. Es decir, con el dólar actual, la deuda es muy manejable, pero si el dólar deja de estar retrasado, la historia es diferente.

Por eso, entre otras cosas, las tasas que paga el país para financiarse son altas. Ahora ¿hay margen para una devaluación? Si se tienen en cuenta los números de las reservas y la entrada de dólares por lo que fue el blanqueo o por lo que representa el volumen tomado por deuda, el tipo de cambio tiende a apreciarse en lugar de devaluarse. Es más, la inflación, alta aún, hace que los costos en dólares en la Argentina suban año a año aunque el Gobierno piense que las empresas que no son rentables solo tienen un problema de competitividad.

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, criticó que las altas tasas que convalida el Banco Central van contra la necesidad de financiamiento de las pymes.

El reclamo de Acevedo por ahora se centró en lo mucho que pagan las pymes para financiarse. Los mercados, en cambio, le siguen cobrando caro a la Argentina porque en definitiva, todavía ven que se gasta más de lo que se genera.

Fuente: Cronista

Te puede interesar