FERNET CON COLA

EDITORIAL 15/11/2017 Por
De retenciones ni hablar, dijo uno. Busquemos nuevos impuestos, acotó otro. Dale: al vino y a las gaseosas azucaradas, se entusiasmó un tercero. Los afectados tardaron en mostrar las uñas. La bebida nacional se salvó. La del “Todo va mejor conmigo” amenazó muy fuerte, pero luego sus directivos mostraron la ramita de olivo
559307ea79718_1420_!

Isaias Abrutzky Isaías ABRUTZKY / Especial para R24N

www.facebook.com/isanacypop

El presidente Macri dice que “vamos por el buen camino”. Es una apreciación personal, y depende de las concepciones que él tiene sobre vialidad y topografía y del modo en que le cae la señorita española del GPS.

La realidad parece indicar otra cosa. La inflación de septiembre generó mucha inquietud, tanto que la autoridad monetaria -usando su herramienta preferida- decidió atacarla subiendo nuevamente las tasas, esta vez llegando a la alarmante cifra de 28,75% anual.

Es más que difícil pretender una inflación del 10% para el 2018 con semejantes tasas, pero Sturzenegger no se alarma y sigue confiando en su política monetaria. Sin duda recordará a Bernabé Ferreyra, aquel legendario goleador de River, apodado “el cañonero de Rufino”, que agujereaba las redes y desmayaba arqueros con sus bombazos. Oriundo de la misma ciudad, el economista que suele elogiar Domingo Felipe Cavallo pensará obtener similares logros en su administración del Banco Central.
Sturzenegger nació el 11 de febrero del 66, un día antes que Ferreyra cumpliera 57 años.


La ingesta de bebidas azucaradas no es buena para la salud. Como con el cigarrillo, todo programa que tienda a desplazar el consumo hacia productos más saludables, debe ser bienvenido. Pero el gobierno recurre a una fuerte suba de impuestos para lograrlo, y de paso, aumentar recursos para un fisco que supo estar alarmado por el déficit de la administración kirchnerista. A éste, Cambiemos le asignaba la cifra de 7,1% del PBI. Luego, con los números oficiales del actual gobierno, el resultado se achicó a 1,9%. El déficit financiero -que agrega los pagos de la deuda- de 2015 alcanzó el 4,2%. Hoy no es menos, porque aunque se ahorró imponiéndole a los consumidores tremendos tarifazos en los servicios públicos, el salvaje endeudamiento generado más que compensa ese factor.

Pero ahora, con los mismos o peores números, el presidente sonríe, aunque alrededor y en el exterior haya rostros preocupados. Germán Fermo, Director de la Maestría en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella y recordado por su frase “Si no te gusta tu salario buscá otro trabajo”, (esto para que quede claro que no estamos hablando de Del Caño ni Kicillof) calculó el déficit fiscal en 60 mil millones de pesos, o sea el 10 por ciento del PBI. La cuenta figura en su artículo de El Cronista de ayer, 13 de noviembre.

Como era de esperar, la novedad impositiva -al igual que ocurrió con los industriales del vino, que consiguieron que el gobierno diera marcha atrás con un impuestazo similar, no le cayó nada bien a Coca Cola, empresa que había comprometido inversiones por mil millones de dólares, y que en parte había comenzado a ejecutar. Ahora amenaza con frenarlas y dejar de comprar insumos.

Manuel Parera, de El Cronista, señalaba ayer que “ La gigante de las bebidas, principal comprador de jugos de fruta concentrados del país, comunicó ... que dejarán de comprar derivados del citrus en el noroeste argentino (NOA) y otros productos regionales. Esta decisión tendría un impacto de u$s 500 millones menos por año para dichos sectores productivos.

Ejecutivos de la empresa desmintieron luego estas versiones, pero el cambio impositivo afectará también a muchas otras empresas del rubro, y tendrá un fuerte impacto en la economía de las regiones involucradas.

Actualmente, Coca Cola compra cerca de 42.000 toneladas de jugos concentrados de fruta al año ... de los cuales un 85% exporta a países como China, además de adquirir cerca de 170.000 toneladas de azúcar al año, y unas 188.000 toneladas de jarabe de maíz".

Por suerte para Cambiemos, buena parte de la sociedad parece haberse convencido de que no merecía la buena vida de que disfrutaba en los años K, denunciada por Javier González Fraga, Gabriela Michetti y Rogelio Frigerio. Y todavía faltan dos años para que se vote de nuevo.

Te puede interesar