Arrancan audiencias para bajar subsidios y subir las tarifas de gas y electricidad

POLÍTICA 13/11/2017 Por
En el caso del gas, se realizará el miércoles. Se busca reducir 7% las ayudas a la producción lo que impactará en un alza de 11% del valor del fluido. El viernes será el turno de la electricidad
cc131117e008f04.jpg_258117318

Esta semana, el ministro de Energía, Juan José Aranguren presentará los informes técnicos correspondientes en las audiencias públicas para los nuevos aumentos del gas (el miércoles 15 en el Teatro de la Ribera) y la electricidad (el viernes 17 en el Palacio de Aguas Corrientes).

En las audiencias, el Gobierno planteará el retroceso de los subsidios para ayudar al equilibrio de las cuentas fiscales. Según las estimaciones, en 2017, los subsidios al sistema alcanzarían los u$s 2227 millones (equivalentes a alrededor de $ 37.191 millones). Pero ya para 2018, estos pagos rondarán los u$s 1097 millones (equivalentes a cerca de $ 21.172 millones), lo que significa una baja interanual de 50,7% en dólares.

La aplicación de la tercera adecuación del precio del gas en boca de pozo (o PIST, de Ingreso al Sistema de Transporte), implicará una reducción del subsidio promedio desde el 45% actual al 38% a partir de diciembre, lo cual implica un aumento de 11%, según la propuesta que el Ministerio de Energía y Minería presentará a la audiencia pública.

"Recién a fines de 2019 reafirma el documento, después de una serie de reducciones semestrales, se espera la eliminación total del subsidio (con la excepción de Patagonia, La Pampa, Puna y Malargüe)", donde los precios en el PIST vigentes hasta septiembre de 2016 "eran significativamente inferiores al resto del país", explica un cable de Telam.

Así, Energía se prepara para reducir casi a la mitad los subsidios totales al gas en 2018, teniendo en cuenta los incentivos a la oferta y la cobertura de costos de la demanda. El fuerte achique ya provocó el disgusto de las petroleras, que solamente verán más dinero del Estado si pueden incrementar su producción en cada pozo no convencional.

Por caso, una de las promesas que hizo Aranguren este año al sector fue la puesta en marcha de otro Plan Gas para incentivar la producción en la Cuenca Austral (sur de Santa Cruz y Tierra del Fuego), donde hay potencial en yacimientos offshore (en el mar, más costoso). Luego de la firma de la adenda a los convenios colectivos de trabajo, a fines de septiembre, el programa quedó en suspenso y el Gobierno deberá definir en las próximas semanas si finalmente cumple con su palabra.

En paralelo, la resolución 212E/2016 del Ministerio determinó que el valor de referencia para definir el precio objetivo debería surgir del precio promedio de importación esperado del GNL para este año, de u$s 7,59 el millón de BTU (incluidos los costos promedio de regasificación), menos los costos promedio de transporte del puerto a las diferentes cuencas productoras, lo que da como resultado los u$s 6,8 mencionados.

Esa cifra es mayor a la prevista por la misma cartera como promedio para este año, de u$s 6,23 el millón de Btu, ya que se estima que el precio del GNL cerraría 2017 en un valor de u$s 7,03.

De todos modos, los funcionarios de la Secretaría de Recursos Hidrocarburíferos proyectan que el precio del GNL se elevará a u$s 7,27 el año próximo (u$s 6,47 neto de transporte) y a u$s 7,86 en 2019 (u$s 7,06).

Fuente: Cronista

Te puede interesar