El BCRA aprovecha la consolidación de Macri para ir a fondo con la tasa

OPINIÓN 08/11/2017 Por
El Banco Central no quiere mostrarse conforme, ni actuar de manera permisiva como hizo a comienzos de año. Por esa razón, ayer sorprendió al mercado al aplicar una nueva suba de la tasa de referencia, que quedó por encima de 28%
59c567ab01371_657_436!

A juzgar por los datos que anticipan algunas consultoras privadas sobre la inflación de octubre, es probable que el Indec aporte un poco de tranquilidad y exhiba un leve retroceso tanto del dato de variación anual como del indicador core.

Sin embargo, el Banco Central no quiere mostrarse conforme con este sendero, ni actuar de manera permisiva como hizo a comienzos de año. Por esa razón, ayer sorprendió al mercado al aplicar una nueva suba de la tasa de referencia, que quedó por encima de 28%.
La autoridad monetaria decidió no correr de atrás a los precios, ya que sabe que antes del arranque de 2018 habrá que aplicar algunos aumentos en servicios públicos. Algunos gestos ayudarán a dejar algunas de esas subas para diciembre (la postergación del ajuste estacional de electricidad, que arrancará un mes más tarde, y la reducción en el valor de los combustibles que empujó YPF, por el cómputo de una baja en el componente biodiesel).

Esto ayudaría a mejorar la sensación de control de los precios regulados para cuando deban discutirse algunas de las paritarias más sensibles, como la de los bancarios (que vence a fin de año, y el arranque de la pulseada con los docentes, que el Gobierno no quiere dejar para el verano).

El Banco Central quiere atacar las expectativas e instalar la idea de que puede conseguir una baja más pronunciada, en vista de que el relevamiento que hace entre los consultores dio un alza de un punto sobre la cifra esperada para 2017, que pasó de 22% a 23%.

La entidad que conduce Federico Sturzenegger ya sabe que el mercado descontó el incumplimiento de la meta de este año, un factor que a esta altura es anecdótico pero no tanto de cara a la tarea que deberá realizar si quiere llegar al 10/12% comprometido para el próximo período.

Y aunque la tasa pegue en el costo del crédito, empresas y consumidores parecen tener menos miedo al freno del BCRA que al buen clima que respira la economía de la mano de la consolidación política que logró Mauricio Macri en octubre.

Fuente: Cronista

Te puede interesar