Nuez pecán: 3 razones para incorporarlas a la dieta cotidiana

SALUD 02/11/2017 Por
Cualidades antioxidantes, protectoras de huesos, del corazón y hasta de la piel, las pecanas son un fruto seco con potentes efectos en la salud. Cómo incorporarlas
nuez-pec%C3%A1n

Las nueces tienen una muy merecida reputación como alimento saludable. Además de las enormes cantidades de fibra y proteína vegetal, están llenas de grasas saludables, vitaminas, minerales y antioxidantes.

Además de castañas, bellotas y avellanas, las nueces pecán (o pecanas), que no son las famosas y la más consumidas universalmente, cuentan con algunos beneficios nutricionales únicos. La reconocida nutricionista estadounidense Cynthia Sass destaca tres razones principales por las cuales estas nueces deberían formar parte de la alimentación regular.

Antioxidantes poderosos

Las nueces Pecán son ricas en antioxidantes polifenólicos, específicamente los flavonoides, que se asocian con mútliples beneficios para el corazón. De hecho, estas nueces tienen más del doble del contenido de flavonoides de los que se encuentran en las almendras, anacardos y pistachos, y siete veces más que las nueces comunes.

La nuez pecán abunda en el sudeste de Estados Unidos (Getty Images)
La nuez pecán abunda en el sudeste de Estados Unidos (Getty Images)

En comparación con otras nueces, las pecanas también tienen los niveles más altos de gamma-tocoferoles, que es una forma de vitamina E y otro antioxidante clave. Existe evidencia científica que sugiere que el aumento en los niveles de gamma-tocoferoles gracias a una dieta rica en pecanas ayuda a prevenir la oxidación del colesterol, un factor de riesgo para enfermedad cardíaca.

Ricos en minerales

Las nueces son una excelente fuente de tiamina (vitamina B1) y zinc, así como de manganeso y cobre. Treinta gramos suministran el 60% del valor diario de manganeso y el 40% del cobre. El primero ayuda a regular el azúcar en la sangre y es necesario para tener huesos saludables. Además, este mineral también ayuda a formar colágeno, que le da a la piel firmeza y elasticidad. Por otra parte, el cobre ayuda a la absorción de hierro y ayuda a formar glóbulos rojos.

Fácilmente se pueden incorporar nueces pecanas en un postre o una masa (Getty Images)
Fácilmente se pueden incorporar nueces pecanas en un postre o una masa (Getty Images)

Sabor dulce

Treinta gramos de nueces Pecán contienen solamente un gramo de azúcar. Pero sorprendentemente, en comparación con otras nueces, las pecanas tienen un sabor más dulce. Eso significa que pueden ayudar a satisfacer un antojo dulce con menos azúcar agregado.

Simplemente se puede comer un puñado o acompañarlas con frutas (por ejemplo, manzanas, peras, uvas y kiwi). También se las puede incorporar en un batido, agregarlas al cereal, en una masa para galletitas o como aditivo en un postre helado.

Por otro lado, las pecanas también agregan dulzura natural y crujiente a platos salados. Con vegetales cocidos, granos enteros, legumbres, spaghetti, pescado, pollo, ensalada de atún o ensaladas maridan a la perfección. También combinan con el hummus.

Fuente: Infobae

Ana Cohen

Redacción

Te puede interesar