Los costos laborales bajarían hasta un 35% si se aprueba la reforma

ECONOMÍA 31/10/2017 Por
El porcentaje surge de cálculos de empresarios relevados por la agencia Reuters, armados en base a un borrador de proyecto que comenzó a circular ayer.
mauriciomacritrabajadores1_crop1493649473574.jpg_258117318

Los costos laborales en  la Argentina podrían bajar hasta un 35 por ciento, según cálculos  de empresarios, si el Gobierno aplica en el mercado de trabajo  la reforma cuyo borrador de proyecto comenzó a circular ayer. 

Con el estímulo de la victoria que obtuvo en las elecciones  legislativas de hace 10 días, el presidente Mauricio Macri  buscará acentuar la apertura de la economía con cambios  fiscales, financieros y laborales, entre otros.                 

El Gobierno había anticipado que no pensaba realizar una reforma  laboral uniforme, sino que pretendía negociar cambios diferentes  para cada sector de la economía, como ya hizo con el petróleo no  convencional en algunas regiones de la Patagonia, la industria automotriz y la industria lechera. 

Sin embargo, el borrador de proyecto que comenzó a circular ayer tiene planteos integrales y supone cambios en la legislación de forma generalizada. Esto pese a que los voceros cegetistas ya advirtieron que los cambios no afectan “derechos colectivos”.               

Algunos de sus puntos, incluso, tienen aspectos en común con los cambios que se impusieron en el parlamento brasileño, pese a que el Gobierno venía insistiendo con que el régimen que busca aplicarse en el vecino país no era una referencia. Es el caso de la figura de "trabajador independiente", una categoría establecida en la reciente reforma laboral de Brasil, para atender la situación particular de los profesionales que prestan mayormente servicios para una sola empresa, pero sin que ello establezca una relación de dependencia. 

La flexibilización de las normas laborales, la reducción de los litigios por despidos o accidentes y una baja en los pagos que hacen las empresas por seguridad social son algunos de los reclamos del sector privado que vienen de año, algunos de los cuales, incluso, comenzaron a aplicarse durante el gobierno de Cristina Fernández

Para la industria alimenticia, los costos laborales podrían  reducirse hasta un 25 por ciento. “Bajando desde las cargas sociales hasta los costos de las ART (aseguradoras de accidentes  laborales), y reducir el ausentismo, que implica mayores costos por relevos”, explicó Daniel Funes de Rioja, presidente de la cámara de empresas alimenticias (Copal).                 

En la industria alimenticia local, la hora de trabajo de un empleado tiene un costo de u$s 20 dólares, mientras que en Brasil es de entre 9 y 11 dólares, señaló Funes de Rioja  durante una entrevista con Reuters.                 

Con un recorte en los pagos de seguridad social que abonan  las empresas, los costos podrían llegar a bajar hasta un 35 por  ciento, dijo Ariel Schale, director de la Fundación  Pro-Tejer, que agrupa a empresas textiles.                 

“Si pagás 100 pesos de bolsillo, un 50 por ciento adicional va para seguridad social. Las ART tienen condiciones altísimas, producto de la industria de litigiosidad laboral que se traslada al costo del trabajador”, afirmó Schale.  

Fuente: El Cronista

Te puede interesar