"Diario del lunes"

EDITORIAL 29/10/2017 Por
Estas elecciones han dejado sorpresa para dos fuerzas políticas aplastadas y claramente un único ganador, Cambiemos. Algunos ameritan el triunfo a Viotti y otros a la ola amarilla que se dió a lo ancho y largo del país. El Peronismo local pierde poder por una pésima estrategia de campaña.
193545_viotti

Este Domingo 22 de Octubre ha dejado lágrimas para dos fuerzas políticas aplastadas y un triunfo abrumador de Cambiemos. Algunos ameritan el éxito a Viotti y otros a la ola amarilla que se dió a lo ancho y largo del país. Pero todos sabemos que Viotti y Bonino se potenciaron luego de las internas y arrasaron con todo en Rafaela. Quizás fue una buena combinación de humildad y formación con una buena estrategia política. El Pro tenía a la clase media alta de su lado y salió a conquistar la clase trabajadora de barrios más humildes con Leonardo Viotti adelante, quién no le hizo falta aparentar porque naturalmente se nota su sencillez.

En cuanto a las fuerzas derrotadas, por un lado,  murió el Frente Progresista Cívico y Social ya que ha perdido la oportunidad de renovar la banca la Concejal Natalia Enrico, al no haber llegado al mínimo de 7 mil votos que se necesitan para acceder a una. Ni siquiera contando con los votos de su contrincante en las internas, Zeballos. Lo cuál, desde la Comunicación Política no sorprende porque cuando el candidato no tiene una buena plataforma en las Paso es muy díficil que pueda hacer una buena elección en las Generales. Sólo llegaron a obtener unos 4.725 sufragios. Esto se debe a una pésima estrategia de campaña, ya que Enrico no supo qué comunicar.  En cada medio la señora Concejal pronunció detalladamente la gestión de los gobernadores socialistas (Lisfchitz, Bonfatti y Binner) por Rafaela, omitiendo que hizo ella estos años sentada en el Concejo. Es una ironía, porque es Licenciada en Comunicación Social y goza de una Oratoria increíble, pero sucedió.

Por otro lado, sufrió la derrota el oficialismo local. Si bien han conseguido que Jorge Muriel pueda renovar su banca, no se logró la cantidad suficiente para que entre Tati Parra ni mucho menos Brenda Vimo. Pero no sólo eso, tampoco lograron retener a votantes que confiaron en ellos en las Primarias, porque obtuvieron 11.129 votos, pero en agosto la lista encabezada por Jorge Muriel "Hacer Nos Une", había sacado unos 7.897 votos, alrededor de 4 mil votos Parra y con el resto de las listas que fueron a interna en el Justicialismo llegaban a casi 15 mil votos. Es la primera vez en la historia que el Peronismo pierde por una diferencia tan abrumadora de votos. Recordemos que en el 2013 perdió con el Partido Frente Progresista Cívico y Social, pero no por una diferencia abismal como hoy en día. Pero además, a lo largo de la historia tampoco ha ganado con semejante cantidad de sufragios como lo hizo Cambiemos y eso duele.

Muchos de los dirigentes peronistas se preguntan el porqué de la derrota hasta el día de hoy, y muchos otros subestiman a la gente diciendo que no saben lo que hacen o que son unos desagradecidos. Perdieron a nivel local porque no hicieron una buena estrategia de campaña en las Paso, pero también por la gestión. Dado que "Hacer nos une" lanzó las propuestas una semana antes del acto electivo, creyendo que hacer propuestas era síntoma de que no todo se estaba haciendo y había grandes fallas en secretarías. Cuando en realidad, siempre se puede mejorar, cuando que se sea el oficialismo no significa que todo se hace bien, que se es impecable en gestión. La soberbia no sirve y siempre se puede mejorar. Estos problemas de gestión en determinadas áreas de la Municipalidad no se solucionaron a tiempo y pasaron factura. Claramente hay funcionarios que plantearon una realidad que no era al Intendente y no se pudieron remendar errores a tiempo. Aunque muchos en este momento también cuestionen porque el Intendente no vió la realidad con sus propios ojos antes de que se la muestren, quedará a criterio de cada lector.

Te puede interesar