Gustavo Lleral: "La declaración del testigo E no puedo tomarla como cierta, no es verificable"

JUDICIALES Por
En una entrevista con Infobae, el juez del caso Maldonado aclaró que "ningún testigo aportó un dato sobre el lugar donde estaba Santiago Maldonado". Además, confirmó que reasumió en la causa por la desaparición forzada
juez

No fue un llamado al teléfono del juez lo que determinó salir a buscar a Santiago Maldonado al río Chubut. No hubo un testigo "E" ni ningún otro que alertara a los investigadores sobre un cuerpo flotando. No existió un "mapuche arrepentido". El magistrado federal Guillermo Gustavo Lleral, a cargo de la causa, confirmó lo que había adelantado ayer Infobae; que encontraron el cuerpo a partir de la sugerencia de un prefecto: "No declaró ningún testigo que diera o aporte sobre un dato certero sobre el lugar donde se encontraba Santiago Maldonado. Tampoco hubo ningún llamado telefónico al juzgado ni a ninguno de mis colaboradores".

En una charla telefónica con este medio, el juez de Rawson, asentado en Esquel desde que Guido Otranto fue apartado de la causa, explicó que el rastrillaje del 17 de octubre, cuando se encontró el cuerpo de Santiago Maldonado fue motivado por el testimonio del jefe de Prefectura Bariloche Leandro Antonio Ruata, quien sugirió volver a buscar en el río Chubut. Fue "esencial la declaración testimonial de un miembro de Prefectura, él es buzo y tiene experiencia, vuelvo al rastrillaje por la recomendación de este especialista", detalló Lleral.

"El testimonio de E no puedo tomarlo como cierto, no es verificable. Mis datos certeros están basados en la presunción y están circunscriptos a lo que ya habían aconsejado los expertos. Mi intención era buscar y agotar todas las vías y medios de prueba en el lugar donde se lo vio por última vez. Y se logra hacer en la fecha donde se realizó porque hubo un período de diálogo con la comunidad para consensuar la tarea que íbamos a realizar", amplió el juez, en diálogo con Infobae.

El "testigo E" es un mapuche de 19 años y contó ante abogados de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) que fue él quien estuvo por última vez con Santiago Maldonado durante el operativo represivo de Gendarmería. Según el documento de APDH presentado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al llegar al río E y Santiago deciden cruzarlo, pero a esa altura el río tenía una parte profunda, donde la única manera para cruzarlo era través de un nado de metros.
Según el testimonio E Santiago no sabía nadar, entonces trata de tomarlo para ayudarlo a cruzar el río. "Mientras eso sucedía los gendarmes efectuaban disparos contra ellos", dice el documento de APDH. La acción de cruzar el río se puso difícil, entonces Santiago le dijo al testimonio E, "siga usted peñi, no puedo más, yo me vuelvo".

"Entonces ahí el Testimonio E lo suelta. Así Santiago vuelve a la ribera del río y trata de meterse en un arbusto. El Testimonio E refiere que Santiago se encontraba totalmente mojado. La temperatura era muy baja y el agua del río era extremadamente fría. Asevera que nunca llego a cruzar el río", describe el informe.

"La situación del cruce del rio es observada por una decena de Gendarmes que se encontraban sobre el alto de la barranca. Tres de ellos bajan hasta el arbusto donde estaba Santiago gritando 'acá tenemos a uno', a su vez, el testimonio E escuchó un escopetazo. El testimonio E señala que
esos tres gendarmes lo arrastran con golpes hasta el alto de la barranca
donde se encontraba el resto de los gendarmes. Asevera que lo suben a una Unimog. Esa fue la última vez que lo vio a Santiago", agrega el informe.

En este sentido, Lleral explicó: "El Estado argentino tiene una demanda. Hay un reclamo internacional. Y el Gobierno transmitió esa demanda y se informó de las tareas que en este caso el juzgado de Esquel hizo en la causa del hábeas corpus. En ese traslado sí constaba la demanda que había realizado la APDH, pero de ninguna manera había una declaración testimonial, en términos técnicos".

Además, el magistrado aclaró que nunca quedó especificado dónde exactamente se vio a Santiago por última vez y por eso decidió comenzar el rastrillaje varios metros más arriba (en el sentido del cauce del río) de donde se registraron imágenes del operativo de Gendarmería. "No es que se lo vio en un lugar determinado, se hablaba de una zona. Y que aconsejaban realizar un nuevo rastrillaje en el río", comentó.
-¿Por qué el juez Otranto no fue más exhaustivo con el rastrillaje?

– No puedo responder por qué no se realizó antes un rastrillaje más exhaustivo. Lo cierto es que en este tipo de ríos, de acuerdo a lo que los expertos han señalado, puede haber lugares que llevan a la confusión de que no hay nada pero puede estar oculto. Si bien este prefecto participó de rastrillajes anteriores aconsejó volver a hacerlo nuevamente. Y además acá sumábamos otros medios que eran la participación de Bomberos Voluntarios con perros que buscan rastros humanos en agua.

En ese sentido, Lleral fue aún más contundente: "Si hubiera tenido un dato certero no ponía en riesgo la vida de los Bomberos y los buzos que estuvieron casi un día sin dormir y sin comer".

Consultado sobre el llamado que Ariel Garzi, amigo de Maldonado, realizó el 2 de agosto a uno de los teléfonos de la víctima, y que fue respondido durante 23 segundos, Lleral respondió: "No puedo decir nada del llamado, se van a tratar de tomar todas las medidas sobre esos datos".

Además, el magistrado confirmó a Infobae que le avisó este martes a la fiscal federal Silvina Avila y a las partes intervinientes en la causa que desde ahora reasume en el expediente caratulado como "desaparición forzada".

En un texto de dos carillas enviado por mail este mediodía, Lleral explicó que volverá a tomar el control de la causa, después de que el ex juez del caso, Guido Otranto, se la había pasado a Avila: "Que conforme surge de las actuaciones precedentes, se llevó a cabo la pertinente autopsia de quien en vida fuera Santiago Andrés Maldonado. Que dicha medida resulta de trascendental importancia para el curso de la presente investigación, lo cual exige de una labor jurisdiccional que procure denodadamente alcanzar la verdad de lo efectivamente acaecido. Que siendo ello así, he de decidir reasumir la dirección de la investigación en el presente proceso (…) Que en este sentido, cabe tener en cuenta que la delegación fue oportunamente dispuesta por otro Magistrado y que así como para decidirla no se requiere de fundamentación alguna,
tampoco lo requiere el acto procesal de reasumir la investigación".

En el diálogo con este medio, Lleral amplió: "He tomado la decisión de reasumir en la causa de desaparición forzada y estoy en plena notificación".
También aclaró lo que determinará si se trata de una desaparición forzada será el trabajo sobre las pruebas y los hechos. "La carátula del expediente no dice nada. Lo que se investigan son hechos y hay personas que participan de esos hechos. Hay que establecer si ese hecho existió. Si hay personas que intervinieron en ese hecho con sus acciones y afectaron algún derecho de terceros y después de que se obtenga la prueba sobre eso determinar si hubo responsabilidad penal o no. Son hechos cuyas calificaciones pueden variar a lo largo del proceso hasta la sentencia definitiva e incluso con la participación de tribunales superiores."

-Es decir que la calificación podría variar a partir de ahora.

– La carátula es solo la portada del expediente, después es dinámico y depende de la prueba que se incorpore. No puedo determinar ninguna calificación jurídica.

-¿Está certificado que ese día los mapuches cortaron la ruta 40 y que Gendarmería ingresó a la Pu Lof por el delito de flagrancia?

-No se lo podría contestar ahora.

-Se estaban amparando en un delito de flagrancia para entrar a la propiedad privada?

-Precisamente por eso no puedo opinar, tengo que ser prudente.

Con el hallazgo del cuerpo y la certificación de que el cadáver es de Santiago Maldonado, Lleral adelantó a este medio que el expediente de habeas corpus se cerrará una vez tomadas declaraciones testimoniales a los que participaron del rastrillaje. No obstante, explicó que en la causa por la desaparición forzada, que acaba de reasumir, será clave lo que informen los análisis complementarios de la autopsia, que estarán en no menos de 15 días.

"Los resultados de la autopsia van a ser determinantes. hay que esperar más de dos semanas y será determinante. Veremos las medidas que vamos a ir adoptando. Eso podría determinar nuevas medidas de prueba", dijo Lleral.

Fuente: Infobae

Te puede interesar