El gradualismo continuará como eje del plan, pero jugado a otra velocidad

ECONOMÍA 24/10/2017 Por
El día después de las elecciones llegó. Y el Presidente no demoró demasiado en dejar ver que está dispuesto a cumplir con las expectativas que se hicieron empresarios e inversores
mauricio_macri_manos.jpg_258117318

En su primer contacto con la prensa, adelantó que habrá una instancia de diálogo más amplia, en la que además de representantes de las provincias y el Congreso, haya también intendentes, sectores del empresariado, gremios y jueces. Mauricio Macri tiene temas para discutir con todos ellos, y su mecánica para lo que viene no va a ser armar grandes agendas: prefiere atar paquetes chicos o medianos, y ponerlos en marcha a medida que sean consensuados. Como consignó este diario hace diez días, la Casa Rosada entrará en estado de "reformismo permanente".

Macri lo expresó así: el Gobierno ejecutará todo el gradualismo que sea necesario, a la mayor velocidad que le permitan los actores sociales y políticos. El primer llamado para sentarse (nuevamente) a la mesa de diálogo lo recibió la CGT, que hoy irá al Ministerio de Trabajo. El mensaje que recibirán los dirigentes es que no habrá sorpresas: la Argentina no pretende imitar a Brasil con la reforma laboral, pero sí tener un régimen de blanqueo que favorezca la creación de empleo formal y modernizar el sistema de pasantías.

Los gobernadores ya estaban avisados de su cita antes de la elección. De hecho, estaban interesados en que se les ratifique la fecha de convocatoria a Olivos, para poder empezar a discutir un nuevo acuerdo fiscal antes de que la Corte falle a favor de Buenos Aires por el fondo del conurbano. Los jueces del máximo tribunal habían prometido respetar los tiempos de la política. Pero la verdad es que el escrutinio achicó los márgenes de contemplación en todos los sentidos.

A 21 votos del quórum propio en la Cámara de Diputados (con legisladores massistas y peronistas dispuestos a negociar), el partido que se jugará a partir de diciembre será muy distinto al de los primeros dos años.

Fuente: Cronista

Te puede interesar