La inversión despega pero las exportaciones se apagan

ECONOMÍA 28/09/2017 Por
La construcción es el sector con más crecimiento en el año; también era el que más había caído. El consumo tanto público como privado también repunta. La minería, mal.
bactssa

En el segundo trimestre la reactivación económica empezó a consolidarse; el PBI creció 2,7% respecto a igual período de 2016 mostrando una variación interanual positiva por segunda vez consecutiva. Además, se modificó al alza la variación interanual del nivel de actividad del primer trimestre de 2017 (de +0,3% a 0,4%). Sin embargo, las exportaciones no despegan.
El comercio internacional arrojó en los primeros ocho meses del año un déficit de US$ 4.498 millones, que ya duplica al rojo comercial de todo el año pasado, informó este martes el Indec.
En términos desestacionalizados el PBI trepó 0,7% en el segundo trimestre respecto de los primeros tres meses del año. Anualizado, esto implica un ritmo de crecimiento en torno a 2,8%. Este es el tercer trimestre consecutivo de crecimiento desestacionalizado. Sin embargo, la tasa de expansión se ubicó por debajo de la observada en el último cuarto de 2016 (+1%) y en los primeros tres meses del año (+1,2% ).
Ecolatina, en base a estas cifras, señala que de todas formas, el nivel de actividad todavía se ubica por debajo del pico alcanzado a mediados de 2015: por caso el PBI del 2 trimestre 2017 está 1% por debajo del registro de actividad del segundo trimestre de 2015.
En el segundo trimestre las importaciones de Bienes y Servicios treparon 9,1% en términos reales, acumulando en la primera mitad del año un alza del 7% respecto a igual lapso del año pasado. En el primer semestre las importaciones crecieron 18,4% respecto del mismo período de 2015. Esta performance se explica por la eliminación de restricciones, la recuperación de la actividad y la persistencia del atraso cambiario.
En lo que hace al consumo, el privado aumentó 3,8% en el segundo trimestre del año respecto a iguales meses de 2016 y el público subió 2,9%, acumulando en la primera mitad del año un alza superior a la del PBI (+2,4 % y +2,2% interanual, respectivamente).
En términos desestacionalizados la performance del consumo privado trepó 3,8% y el público 1,4% siempre en relación a 2016; si se anualizada el ritmo de crecimiento es muy significativo: +16% y +5,7%, respectivamente.
Al comparar el nivel de consumo del primer semestre de 2017 respecto del mismo período de 2015, el privado subió 2,1% y el público 3,4%.
En agosto, el déficit trepó a los US$1.083 millones, como consecuencia de exportaciones por US$5.228 millones e importaciones por US$6.311 millones.
En todo el año anterior el déficit había llegado a US$2.124 millones y el fuerte crecimiento de agosto impactó en el rojo acumulado hasta ese mes.
En el balance negativo del comercio exterior de los primeros ocho meses del año impacta fuerte el déficit que la Argentina mantiene con el Mercosur, mayoritariamente con Brasil, que en ese período alcanzó a los US$5.117 millones.
Las exportaciones acumuladas hasta agosto alcanzan a los US$38.528 millones y cayeron 0,1% respecto de igual período del año pasado. Las importaciones en el mismo período totalizan los US$43.026 millones y crecieron 16,8%, también comparado con el año anterior.
En agosto las exportaciones cayeron 9,2% interanual, mientras que las importaciones crecen 24,9%, también en la misma medición.
Los mayores aumentos de las importaciones correspondieron a automóviles, otros vehículos y sus partes; máquinas, aparatos y material eléctrico y gas. Los incrementos en las exportaciones se registraron en automóviles, vehículos terrestres y sus partes; trigo y morcajo; aceite de soja y aluminio sin alear.
Además del deficitario intercambio con el Mercosur, el país mantiene también altos niveles de déficit con China por US$4.368 millones, con el NAFTA (Estados Unidos, México y Canadá) por US$2.669 millones y la Unión Europea por US$1.863 millones.

Fuente: Alfil Diario

Te puede interesar