Se redujo 60% la cantidad de parejas que quieren adoptar en Santa Fe

PROVINCIALES 28/09/2017 Por
El padrón pasó de tener 1.750 anotados a 700. Hubo familias que desistieron por el paso del tiempo, peleas o la llegada de hijos biológicos
154638

La provincia depuró el padrón y redujo a menos de la mitad la cantidad de parejas inscriptas en el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (Ruaga). Se pasó de unas 1.750 familias que estaban anotadas hasta el año pasado a 700 grupos familiares interesados que quedaron en carrera en la actualidad para concretar su proyecto adoptivo. "Muchas parejas desistieron por el paso del tiempo, otras se pelearon y otras lograron concebir un hijo biológico", explicó el subsecretario de Asuntos Registrales, Matías Figueroa Escauriza.

El funcionario destacó que, en paralelo, en las últimas semanas se anotaron 150 nuevas parejas al Ruaga por la divulgación del procedimiento y la desburocratización de los trámites.

Para Figueroa Escauriza, "todo este proceso previo sirvió para tener el dato certero de cuántas familias son las que están en condiciones de adoptar en la provincia de Santa Fe".

Desde el Ministerio de Justicia remarcaron que faltaba un protocolo de actuación para convocatorias públicas en caso de no encontrar una familia para una situación determinada.

"Ahora completamos ese paso que va a implicar un salto de calidad en el proceso de las adopciones santafesinas y fijar un rumbo a nivel nacional, ya que ninguna provincia cuenta con un protocolo para estos casos", resaltó el funcionario.

Con la implementación del protocolo de convocatorias públicas, el gobierno provincial se compromete a "hacer hasta el último esfuerzo para que cada niño, niña o adolescente pueda encontrar un hogar"

Desde la implementación del decreto 5.170 del 30 de diciembre de 2016, que modificó el funcionamiento del Ruaga, se avanzó en el envío de notificaciones a las 1.750 familias inscriptas hasta ese momento, para consultarles su voluntad o no de continuar con su proyecto adoptivo.

Alrededor de 700 familias manifestaron su deseo de permanecer en el Registro y pasar por las instancias de evaluación. Figueroa Escauriza admitió que la depuración del padrón fue muy significativa "pero estaba en los cálculos previos ya que pasó mucho tiempo sin revisarse".

En ese sentido, contó que entre las razones por las cuales muchas familias desistieron de permanecer en el registro, "muchas parejas desistieron por el paso del tiempo, otras se pelearon y otras lograron concebir un hijo biológico".

Para poder llevar adelante esta demanda en el corto plazo se creó un comité evaluador con equipos interdisciplinarios, conformados con más de 120 profesionales, entre psicólogos y trabajadores sociales que realizaron tareas a lo largo de toda la provincia.

Este proceso de evaluación concluyó a mediados de septiembre y actualmente se continúa evaluando a nuevos postulantes que han solicitado su inscripción en el último mes.
En lo que va de 2017, como resultado de los informes interdisciplinarios elaborados por los equipos, se han emitido más de 500 disposiciones y otras 200 se encuentran en proceso de elaboración.

A partir de noviembre, a todos los postulantes ya sea que resulten admitidos o no, se les notificará la disposición correspondiente. "La importancia de que todos los postulantes tengan su disposición emitida es que imposibilita la elección de legajos de manera discrecional", resaltó el funcionario.

Una vez dictadas todas las disposiciones se procederá a digitalizar los legajos completos y los tres libros que lleva el registro conformándose también el archivo del registro en formato digital, para que la niña, niño o adolescente en el futuro pueda consultarlo y tener acceso a la información garantizando su derecho a la identidad.

Fuente: La Capital

Te puede interesar