Las desventuras del hombre planta

OPINIÓN 09/09/2017 Por
Se viralizó una foto del ministro Bergman volviendo con dos televisores en Chile. Hace pocos días apareció vestido de planta. Estas cosas no son graves por sí solas, pero no contribuyen a la imagen que pretende mostrar el gobierno.
2017-09-07_BERGMAN-300x200

Comunicación pulida y a través de las redes sociales, aparentando horizontalidad. Detalles cuidados en la indumentaria y palabras medidas para no irritar. Todos esos elementos estilíticos que han definido el sello del ecuatoriano Jaime Durán Barba frente a la estrategia comunicativa de Cambiemos sufren ante cada nueva aparición pública del ministro de Medio Ambiente Sergio Bergman.
En la mañana de ayer se viralizó una foto del ministro volviendo con dos televisores en Chile. Todo un gesto en medio de la crispación y división social que se vive en el país. Por más que obviemos el hecho de que compró en blanco e ingresó por el aeropuerto tributando por los mismos, mínimamente se podría decir que lo suyo es poco prolijo.
No hace falta remontarse mucho tiempo atrás para encontrar el papelón más reciente del ministro. Hace apenas diez días apareció vestido de planta para concientizar sobre el impacto ambiental. Su loable actitud fue tomada con sorna por parecer más un émulo del hombre vegetal de Titanes en el Ring que un luchador ambiental new age.
Como en el mundo moderno internet no olvida, sus declaraciones de octubre de 2016 salieron a la luz al producirse los incendios que en enero de este año quemaron más de 600.000 hectáreas. “Para el verano lo más útil que podemos hacer es rezar”. Aunque todo el mundo entienda que él es un hombre de fe, la crisis requería a un hombre de acción para ponerle fin.
Ninguna de estas cosas son tan graves por sí solas, pero no hay dudas de que no contribuyen a la imagen de seriedad y trabajo que pretende mostrar el gobierno. Cuando estas cosas se empiezan a hacer comunes, todos terminan cayendo en señalar que los anteriores también lo hacían.
Hemos visto que alguna funcionaria provincial alguna vez ingresó algunas otras cosas de contrabando, lo que no le impidió continuar con su carrera política. Podemos recordar el caso de la delegación riojana que cruzó por el paso de Aguas Negras el año pasado sin hacer aduana. Así y todo nada de eso puede justificar que los de ahora también lo hagan.
Mientras va promediando la gestión de Macri ya se debaten modificaciones al gabinete nacional, ante el bajo rendimiento que el presidente cree ver en algunos de sus colaboradores. El rabino no parece estar haciendo méritos para permanecer. Todo lo contrario, no pierde la oportunidad para seguir sumando hitos a su cada vez más larga cadena de éxitos.

Fuente: Alfil Diario

Te puede interesar