Macri considera que la economía ya aprobó el examen para que las inversiones se concreten

OPINIÓN 01/09/2017 Por
Los datos positivos se acumulan en la economía como signo de que lo peor ya pasó
macri_economia2016

La recuperación espera ahora la señal de largada para el tiempo del desarrollo, aquel que requiere de un incremento tal en el volumen de inversiones que permita mejorar las condiciones de vida en un país que, desde la promesa presidencial, busca transitar el camino que al menos lo acerque a la quimera de la "pobreza cero".

Para el Gobierno, esa campana debería sonar este mes, cuando según proyectan en el equipo económico, la actividad dejará atrás definitivamente la etapa recesiva y mostrará tasas de crecimiento superiores al 5% interanual, como las registradas a mediados de 2015, en pleno festival de gasto kirchnerista.

Hoy el ajuste del gasto es una preocupación tan grande como el incremento de la deuda para financiarlo y el control de la inflación. Pero la ralentización de la suba de precios, que en septiembre podría ser inferior a un dígito, y la evolución de otras variables alimentan expectativas favorables.

La construcción, como motor principal del 2017, acelera mes a mes su despegue, impulsa los números generales de la industria y le inyecta puestos de trabajo al mercado laboral, al punto que ya suma casi tantos empleados en el sector privado como los que exhibía antes de la asunción presidencial de Mauricio Macri. El consumo, a su vez, empieza a entregar muestras de renovada vitalidad: según consultoras privadas, gracias en parte a los ingresos provenientes del IVA, la recaudación subió el mes pasado varios puntos por encima de la inflación anual, un resultado importante si se tiene en cuenta que el déficit fiscal es una de las mochilas más pesadas que carga hoy la administración nacional.

El dólar, en tanto, retrocedió sobre sus pasos y cerró agosto con una retracción de 33 centavos, mientras que las acciones subieron hasta 40%. Todo al compás de un resultado electoral que dejó al oficialismo bien parado para los comicios del mes próximo.

Así, con las señales políticas y económicas del momento, más las promesas de reformas estructurales en marcha, Macri cree que las condiciones ya están dadas para que los empresarios consideren que es más negocio invertir en mejorar la producción que en obtener beneficios financieros. Solo los inversores sabrán si aún quedan exámenes por aprobar.

Fuente: Cronista

Te puede interesar