OPINIÓN

Fiebre mundialista, bajezas argentinas

Hay gente que parece no haberse enterado que los tiempos están cambiando y muy rápido; que todo se comunica y conoce en cuestión de segundos, y que la huella digital permite la inmediata identificación de los despistados
OPINIÓN Mónica GUTIÉRREZ

Emergentes, pero en emergencia

Con la misma ciega desesperación con que el náufrago acezante se aferra a un mondadientes que lo ayude mínimamente a mantenerse a flote, se celebra la inclusión del país en el índice MSCI de mercados emergentes
OPINIÓN Dardo GASPARRÉ

El preocupante giro antisemita de la izquierda

Históricamente el antijudaísmo era "antisemitismo", o sea, una condenación genérica al pueblo. Hoy ha cambiado: es "antisionismo", porque resulta mucho más fácil cuestionar al Estado de Israel, cuyos gobiernos —como en todas partes— toman resoluciones siempre discutibles
OPINIÓN Julio María SANGUINETTI

La Unión Europea discute la migración y la xenofobia

Este domingo, en Bruselas, la capital burocrática y política de la Unión Europea, se reunirán varios países para tratar el tema de la migración que por millones arroja afganos, sirios y habitantes de África a las promisorias tierras del Viejo Continente. Es definida como una "cumbre extraordinaria"
OPINIÓN Daniel MUCHNIK

Francisco, la ira de Dios

Las últimas declaraciones del Papa Francisco recuerdan el título de la genial película de Herzog "Aguirre, la ira de Dios", que narra la tragedia del conquistador perdido en sus propios espejismos en el afán por llevar la Cruz al nuevo mundo
OPINIÓN Federico ANDAHAZI

¿Y si Lifschitz rompe con el partido?

Como lo hiciera Héctor Cavallero hace más de veinte años, Miguel Lifschitz podría romper el partido socialista y presentarse a la cabeza de una lista propia de candidatos a diputado provincial en las elecciones del año próximo.
OPINIÓN Daniel Abba

Islandia, Campeón del Mundo… en productividad

Se enfrentan en la final con Suiza, pero se imponen por la diferencia de valor agregado de sus exportaciones. Argentina queda entre los últimos de este campenato económico, donde Messi no alcanza a salvar al país.
OPINIÓN Gabriela Origlia